Ven inequitativo IEPS a bebidas y ‘chatarra’

183
Ven inequitativo IEPS a bebidas y ‘chatarra’

 

  • Expertos señalan que aplicar IEPS y nuevo etiquetado, es básicamente recaudatoria que orientadora para el consumidor y castiga al sector formal.
SILVIA OLVERA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Tanto el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), aplicado a bebidas con azúcar, así como el nuevo etiquetado frontal de advertencia, son inequitativos porque no los aplican de manera proporcional a su contenido o al excedente del límite permitido, y sólo lo exigen a un segmento de alimentos, señalaron expertos.

Esa inequidad desalienta la innovación de la industria a reformular, resulta más recaudatoria que orientadora para el consumidor y castiga principalmente al sector formal, ya que toda la venta a granel de botana, pan y muchos alimentos hipercalóricos quedan libres de impuestos y sellos, señalaron.

Oliver Galindo, socio de Impuestos y Servicios Legales en Deloitte México, explicó que, en economías más desarrolladas como Inglaterra, el impuesto a las bebidas endulzadas es proporcional y no volumétrico, como aquí.

“Si tú le pones azúcar agregada a una bebida o a un polvo, te toca pagar como impuesto 1.26 pesos por cada litro, sin embargo, ese litro puede tener muchísima azúcar añadida o muy poca, no importa, a las dos bebidas les toca pagar el mismo impuesto”, explicó.

“En cambio, en legislaciones más avanzadas el impuesto es proporcional, mide cuánta azúcar tienen en la bebida por cada 100 mililitros, y si rebasan lo permitido, ese impuesto depende de la concentración de azúcares, entre más tenga, más impuesto pagan, y en México no es así”.

Cinco lecciones que la pandemia deja a tu bolsillo

Galindo dijo que la medida mexicana no fomenta a la industria a investigar ni reformular para ir reduciendo los excesos en las bebidas, y lo mismo en los alimentos, que sin importar cuánto se exceden, llegan a tener sellos similares los que rebasan con poco el límite, que los que no.

También hay inequidad porque sólo a ciertos alimentos se les aplican sellos de advertencia y el IEPS, consideró Xavier González, director de la consultora PTI Internacional.

“Es únicamente para alimento empacado, pero por ejemplo, si vas y te compras una torta de tamal, atole, tacos, que son altísimos en calorías, carbohidratos y hasta en grasas trans, no hay regulación sobre eso, por tal razón el efecto sobre el tema de la obesidad será limitado”, agregó.

“Dentro de los mismos supermercados, si te compras una pizza congelada, encontrarás que tiene sello, pero si compras la que ahí preparan, no”.

Te puede interesar:‘Espanta’ etiquetado a 30% de clientes