Limpia en Fiscalía estatal; salta nepotismo

507
Limpia en Fiscalía estatal; salta nepotismo

 

  • Quienes se resisten a la depuración de la Fiscalía estatal son los que tienen hermanos trabajando ahí adentro.
STAFF LUCES DEL SIGLO

CANCÚN, Q. ROO.- La depuración iniciada en la Fiscalía General del Estado (FGE) ha generado una fuerte resistencia particularmente de aquellos elementos que tienen a familiares dentro de la corporación y de quienes no han acreditado los exámenes de control y confianza, o sus evaluaciones no están actualizadas.

Como parte de los informes de esta dependencia, se realizó una lista por nivel de personal que tienen parentesco de hermano con otros empleados en la misma institución.

De esta manera, de acuerdo con reportes, el vicefiscal tiene un hermano; director general, uno; director de área, uno; subdirector, tiene a cuatro; jefe de departamento, con siete; jefe de oficina, con dos; analista especializado, uno.

Así como la secretaria ejecutiva que tiene a cinco; un analista técnico, con seis; persona de oficios, uno; auxiliares de oficios, uno; operadores, a dos; fiscal especializado, uno; coordinador de zona, a seis.

Y los casos siguen: un fiscal de Ministerio Público, con 31; médico legista, con tres; perito, con 12; fiscal de Ministerio Público Auxiliar, con 45; agente de la Policía de Investigación, 81; personal de base, 11. Todo ello arroja un total de 223 elementos que cuentan con hermanos laborando en la institución.

La Fiscalía tiene 597 policías de investigación, de los cuales 75 no terminaron la secundaria, 352 no concluyeron el bachillerato, ocho acabaron bachillerato y 120 tienen la licenciatura terminada; es decir, sólo el 20 por ciento de policías —hasta 2018— cumplía con el requisito de escolaridad exigido por la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública y la Ley Orgánica de la FGE.

Devuelve borgista 39 mdp, rechaza pagar copias

Por ello, el año pasado se incorporaron a través de convocatoria y curso de formación inicial, 42 policías con licenciatura concluida, aumentando a 27 por ciento el personal que cumple con ese requisito de escolaridad.

El informe establece que el estado de fuerza de la Policía de Investigación es de 591, de éstos, 318 aprobaron la evaluación, 110 no cuentan con el control de confianza vigentes y serán evaluados en el transcurso de este año, mientras que 75 no tienen antecedente de evaluación, por lo que se solicitó su programación.

En tanto, 88 agentes no acreditaron la evaluación, es decir, un 14.89 por ciento del estado de fuerza, de los cuales, ocho fueron destituidos por el Consejo de Honor y Justicia; a 37 se les iniciaron procedimientos administrativos de separación, pero en 11 casos están suspendidos con amparo.

Tres asuntos sin suspensión, pero con amparo, nueve están en proceso de notificación, 12 más pendientes por el reglamento y dos se encuentran en revisión; adicionalmente 12 casos se mandaron al archivo por amparo o incompetencia del Consejo, y 31 no tienen procedimiento por tener un resultado antiguo.

Las razones por no aprobar los exámenes son: solicitar compensaciones en especie o en efectivo a cambio de agilizar las investigaciones de los denunciantes; presentación de documentos apócrifos para acreditar su grado de estudios; vínculos con delincuencia organizada; conductas inapropiadas en el desempeño de su labor.

Antecedentes de consumo de sustancias tóxicas o consumo reiterado de bebidas alcohólicas; problemas de salud que impiden una adecuada labor; conductas ilícitas para obtener un beneficio; no acreditar el origen lícito de depósitos realizados a sus cuentas personales; infligir o tolerar actos de tortura.

Además de distorsionar los hechos en el informe de investigación para beneficiar a los inculpados; portar su arma de cargo en estado de ebriedad; antecedentes de procedimientos administrativos por diversas conductas; violencia familiar y positivo a sustancias prohibidas.

Te puede interesar: Dilema de salud sin vacuna contra el Covid-19