Exhortan a frenar ‘ambición corporativa’ por productos chatarra

225
Exhortan a frenar ambición corporativa por productos chatarra

 

  • Simón Barquera y Paulina Magaña exhortaron a Cofepris y Profeco a vigilar a las empresas procesadoras de ‘alimentos chatarra’.
RUBÉN TORRES

CANCÚN. Q. ROO.- Al entrar en vigor el Nuevo Etiquetado de Alimentos Industriales y Ultra Procesados en el país, Simón Barquera y Paulina Magaña exhortaron a Cofepris y Profeco a vigilar a las empresas procesadoras de “alimentos chatarra”.

“Esto, con el propósito de que no predomine la ‘ambición corporativa’ que han aplicado las empresas, sin importar la salud de los mexicanos”, detallaron el director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y la Investigadora de Salud Pública.

Expresaron su satisfacción de que el Congreso del Estado de Quintana Roo esté debatiendo cómo concretar la Ley de Fomento a la Nutrición y el Combate del Sobrepeso, Obesidad y Trastorno de la Conducta Alimentaria.

Al participar en el foro virtual ¿Por qué el etiquetado de advertencia en alimentos beneficia la salud de la niñez y adolescencia? Los especialistas explicaron que Oaxaca aplica una legislación más restrictiva.

Potenció pandemia los robos a tiendas de autoservicio

“El estado de Quintana Roo pretende no privilegiar la política prohibicionista y más de educación alimentaria, que sería lo correcto, pero tardado”.

“No se debe tener compasión con el apetito de la ambición corporativa, porque en México, en número de población actual, 47 por ciento padece obesidad y 87 por ciento diabetes”.

Simón Barquera advirtió que son enfermedades que provocan la inflamación crónica, lo que hace más propenso el contagio del Covid-19 y ser prácticamente mortal.

La investigadora Paulina Magaña, quien de igual forma es parte de “El Poder del Consumir”, precisó que las empresas de los “alimentos chatarra” tienen un plazo de dos meses para reetiquetar los productos.

“De lo contrario, a partir de diciembre deberán ser sancionadas por la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Juan Martín Pérez García, moderador e integrante de la organización “Tejiendo Redes de Infancia”, con apoyo de las organizaciones Panamericana de la Salud (OPS) y Mundial de la Salud (OMS) y la Unicef, resaltó que en México sólo se tiene que caminar 100 metros para encontrar “alimento chatarra” y dos o tres kilómetros para adquirir frutas y verduras.

En otras intervenciones, Paulina Magaña y Simón Barqueta resaltaron que durante años las empresas dedicadas a fabricar y vender ese tipo de productos “con publicidad engañosa” u ocultando el contenido calórico y alto contenido de sal y grasa, lograron evadir la fiscalización.

“Ahora se pagan las consecuencias con sobre peso y obesidad”, advirtieron los especialistas.

Coincidieron que a partir del 1 de octubre, los fabricantes de ese tipo de productos deberán imponer el nuevo etiquetado denominado #EtiquetadoClaro.

“Para que los padres o adultos eduquen a los menores sobre el alto contenido de sustancias sintéticas o edulcorantes”.

Te puede interesar: Recibe Derechos Humanos mil 169 quejas durante pandemia