Impacta la sequía en cuatro estados

369
Sequía

 

  • Un total de 59 municipios de Chihuahua, Sonora, Durango y Coahuila enfrentan sequía extrema y severa, de acuerdo con informes oficiales.
ÓSCAR LUNA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Un total de 59 municipios de Chihuahua, Sonora, Durango y Coahuila enfrentan sequía extrema y severa, de acuerdo con informes oficiales.

El problema más grave se registra en Chihuahua, entidad que se niega a ceder más agua a Estados Unidos, como parte del tratado de 1944, lo que ha provocado conflictos con el Gobierno federal.

De los 67 municipios de Chihuahua, 11 de ellos padecen sequía extrema y otros 15 están catalogados con sequía severa, según datos del Monitor de Sequía en México, de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Exhiben red de acaparadores de agua

Entre las zonas afectadas está el municipio de Rosales, donde se ubica la presa de Francisco I. Madero, conocida como “Las Vírgenes”, que desde hace meses es motivo de disputa en rechazo a la extracción para el pago de agua a EU.

También el municipio de San Francisco de Conchos, donde está el embalse “La Boquilla”, la otra presa cuya agua está en disputa entre campesinos y la Federación.

En Sonora, el municipio fronterizo de Agua Prieta padece sequía extrema y otros 18 -como Nogales y Caborca- registran sequía severa.

También enfrentan sequía severa nueve municipios de Durango y cinco de Coahuila.

Durante este año algunas regiones de Sonora y Chihuahua registran un déficit de precipitación de entre 25 y 50 por ciento por debajo de lo que llueve en promedio, informó la Conagua.

“Los pronósticos indican que las condiciones de lluvias deficitarias podrán continuar en los tres meses que restan del año; en el invierno se espera el establecimiento de ‘La Niña’, que en promedio está asociada a disminución de la precipitación con relación a la climatología para el norte del País”, explicó.

La Conagua indicó que se puede hacer una declaratoria de desastre por sequía severa cuando hay impacto en los sistemas de abastecimiento de agua potable, tras un análisis climatológico y un dictamen técnico de corroboración.

Álvaro Bours Cabrera, dirigente de productores del sur de Sonora, dijo que la baja precipitación ha provocado que la cantidad de agua en las presas de la Cuenca del Río Mayo ponga en riesgo la actividad agrícola para el ciclo otoño-invierno.

“El Valle del Mayo cuenta con 90 mil hectáreas y estamos hablando al día de hoy, con los números que se tienen en presas y todo, alcanza para 55 mil hectáreas de las 90 mil”, advirtió.

“Se dejarían de estar moviendo en la región alrededor de mil 400 millones de pesos”.

La doctora América N. Lutz Ley, académica de El Colegio de Sonora, explicó que la sequía de este año tiene que ver con una baja anormal en las lluvias durante el verano.

“En Sonora tenemos dos temporadas de lluvias, una de verano que corresponde con el monzón norteamericano y una temporada de invierno, este año hemos visto efectivamente un nivel de lluvias anormalmente bajo para el verano, y expertos de Conagua señalan que continuará en el invierno”, comentó.

Te puede interesar: Exhiben red de acaparadores de agua