Una travesía para ella

290
Una travesía para ella

 

  • Ascensos laborales, vivir duelos o simplemente pasar tiempo consigo mismas es lo que anima a las mujeres a planear una travesía en soledad.
STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Celebrar un logro personal o un ascenso laboral, vivir un duelo (ya sea una separación, un divorcio o la muerte de un ser querido) o simplemente alejarse para tomar un respiro son algunos de los motivos de las mujeres para planear una travesía en soledad.

Desde hace años, la tendencia ha venido en aumento y cada vez son más los destinos que se prestan para realizar un viaje en el que se experimente la independencia, se rompan estereotipos y quede saciada la sed de conocimiento.

Hay viajeras que optan por un itinerario relajado y eligen sitios de playa en donde puedan ver el vaivén de las olas, caminar por la playa o gozar de un atardecer. Otras combinan su estadía con algún tratamiento de bienestar, practican yoga, hacen alguna ruta de senderismo o aprovechan para tomar clases, por ejemplo, de gastronomía o enología.

Toman marionetas las pasarelas

También hay quienes buscan la asesoría de expertos, especialmente cuando las interesadas desean visitar un destino lejano o considerado como exótico.

En ocasiones, incluso, recurren a sitios o agencias especializadas que llegan a conectar a reducidos grupos de mujeres alrededor del mundo para que intercambien dudas y experiencias. Y hay algunas que hasta ofrecen la posibilidad de encuentros con reconocidas escritoras, deportistas o empresarias que han destacado en su país.

En el camino hacia experimentar un viaje solas, se lidia no sólo con los propios temores (a lo desconocido, a la religión, al idioma y a las costumbres), sino que se llega a cargar con el nerviosismo de la familia, las amistades o la pareja, especialmente cuando la interesada se dirige a países considerados inseguros.

Pero como esta práctica cada vez es más común, hay varias iniciativas que también propician encuentros con colectivos de mujeres que tienen algún proyecto enfocado al sector, ya sea que trabajen como guías de turistas o en la elaboración de algún producto textil, cosmético o derivado de la miel.

Si se te antoja planear una travesía de este tipo, no tienes más que planear con antelación, recurrir a los expertos y confiar en que un viaje siempre, de una manera u otra, te cambiará la forma en la que ves la vida.

Para inspirarte
Aquí dos películas y dos libros para que te animes a programar un itinerario, ahora que sea más seguro viajar:

COMO EN EL CINE…

Thelma y Louise
(Thelma & Louise)
EU/Francia, 1991
Dirige: Ridley Scott
Actúan: Susan Sarandon, Geena Davis, Harvey Keitel.
Thelma tiene una vida aburrida como ama de casa. Louise sueña con casarse con su novio, quien rehúye las responsabilidades. Juntas inician un viaje que transforma su vida.

Perdidos en Tokio
(Lost in Translation)
EU/Japón, 2003
Dirige: Sofia Coppola
Actúan: Scarlett Johansson, Bill Murray, Akiko Takeshita.
Charlotte viaja a Tokio por el trabajo de su esposo. Ahí encuentra a Bob, un actor. Juntos recorrerán la capital japonesa.

…Y EN LA LITERATURA

Comer, rezar y amar
(Eat, Pray, Love)
Penguin Books, 2006
Autora: Elizabeth Gilbert
El viaje de autodescubrimiento que emprende una mujer por Italia, India e Indonesia, tras un doloroso divorcio. En la versión cinematográfica, Liz es protagonizada por Julia Roberts.
Tomada de goingawesomeplaces.com

Salvaje
(Wild)
Alfred A. Knopf, 2012
Autora: Cheryl Strayed
Tras sentir que lo perdió todo, Cheryl decide recorrer sola un sendero de más de mil 700 kilómetros. Reese Witherspoon fue nominada al Óscar por su actuación en la película.

Te puede interesar: Toman marionetas las pasarelas