‘Nos salvamos, no fue tan alarmante’

232

 

El pronóstico es generalizado: ‘Nos salvamos’, repiten lo mismo turistas que residentes de Cancún, tras el paso del huracán Delta.

STAFF / AGENCIA REFORMA

CANCÚN, QROO.- El pronóstico es generalizado: “Nos salvamos”, repiten lo mismo turistas que residentes de Cancún.

Por la noche del martes se esperaba el arribo a las costas de Quintana Roo de un huracán categoría 4, sin embargo, conforme fue aproximándose, se fue debilitando hasta quedar en categoría 2.

De acuerdo con el reporte de Carlos Joaquín González, Gobernador de la entidad, el saldo fue blanco, sin heridos ni muertos.

Las mayores afectaciones, dijo, fueron por caída de árboles, algunos encharcamientos y cortes de energía eléctrica.

“Nos salvamos. Esperaba un poquito más de caos, la verdad. Nunca me había tocado un huracán, pero no fue tan alarmante como lo pintaba la gente local de aquí”, dijo la residente Verónica Martínez, originaria de Tamaulipas.

El Boulevard Kukulkán, que cruza la zona de hoteles de Cancún y se ubica entre el mar y un sistema lagunar, hay obstrucción de árboles en algunos puntos, donde ya se encuentra personal de la Marina para despejarlos.

Sobre la zona pasean turistas y residentes, algunos incluso hacen ejercicio al aire libre; lucen despreocupados.

Michelle Bernard, turista francesa, camina el Boulevard para tomar fotografías a los árboles caídos.

“Hubo mucho viento, pero no estuvo tan mal, sólo eso”, dijo la vacacionista.

Aunque los vientos del huracán alcanzaron ráfagas de hasta 200 kilómetros por hora, los arenales de las playas no se vaciaron, como sí ocurrió con Wilma y Gilberto, en 2005 y 1988, respectivamente.

Los hoteles y demás comercios en la zona sólo sufrieron daños en estructuras externas, como letreros y mobiliario urbano.


Tras el arribo del huracán “Delta”, decenas de personas salieron de sus hogares para intentar levantar los árboles caídos sobre calles y vialidades de Cancún.

El fenómeno hidrometeorológico, que tocó tierra a las 5:45 horas de este miércoles en Puerto Morelos como categoría 2, dejó cientos de árboles caídos y pocas zonas inundadas, según se pudo constatar en diversos recorridos por el centro de la ciudad y su zona hotelera.

Desde temprana hora, vecinos de la zona centro y oriente se organizaron para cortar ramas, troncos y demás vegetación que estorbara las vialidades de Andrés Quintana Roo, Kabah, Tulum y demás, ya sea con machetes o serruchos.

“Hacemos el esfuerzo para dejar lo más limpio posible. Las autoridades no pueden con todo y pues intentamos ayudar”, dijo Esteban Gutiérrez, quien se encontraba trabajando en la Avenida Kabah, una de las vías céntricas de Cancún.

La caída de árboles y los vientos sostenidos ocasionaron afectaciones a 266 mil usuarios, lo cual representan el 33 por ciento del total en esta región, informó la delegación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).