NIDO DE VÍBORAS

319
Nido de Víboras

 

 

POR KUKULKÁN

DOÑA HERMELINDA Lezama anda bastante energizada. Anda con toda la actitud, llena de buenos propósitos, pero sin nada en el morral y no le importa si le entienden o no, pero anda energizada y jamás desenergizada porque hay que ser un buen energizante y no un desenergizador aunque te apliquen la máxima del “no me ayudes compadre”, que en este caso es “comadre”, cuando andas con tanto entusiasmo entorpeces las labores de gente que sí sabe hacer su trabajo y crees que faltaba tu letanía con conjugación “verbal” que hasta la misma RAE palidece.

AYER SE VOLÓ LA barda con todo y huracán categoría cinco la alcaldesa de Benito Juárez. Aún seguimos tratando de descifrar el mensaje que quiso decir y lo dijo sin decir. Literal, doña Hermelinda Lezama se echó sin mariachi el siguiente trabalenguas energizante: “aguántenos una hora, hora y media, ehhhh, se desenergizó porque se están checando unos cortos circuitos, se energiza todo y luego se hacen interconexiones, y en esas interconexiones hay que checar que no haya cortos circuitos, si hay corto circuito se desenergiza, se atiende y se vuelve a energizar”. Las víboras huyen al nido en estado de energía energizante de “aguántenos” el corte.

WOOOOOOOW, UNA REVERENDA energía nos impulsó en este nido a “checar” todas las instalaciones energizadas y desenergizadas. Realmente, gracias a esas órdenes claras, a esas explicaciones bien pensadas, bien reposadas, todos nos tranquilizamos de saber de la capacidad de nuestros funcionarios públicos y de la presidenta municipal que no tiene precedentes en dislates y decires. Yo como digo una cosa “digolootra”. Ahora entendemos por qué se han tardado tanto los ingenieros y técnicos de la CFE, quienes tienen nuestro respeto y admiración por su entrega al trabajo y al profesionalismo con que han vuelto a poner los cables donde estaban, inclusive han mejorado la red eléctrica. Por el momento las víboras regresan ensayando trabalenguas energizantes.

* * *

LLEGAN A ESTE humilde nido vientos nuevos de política quintanarroense que tanto hacen falta, como tanques de oxígeno, sobre todo en el actual partido en el poder de un “viejo luchador” social desde que lo vimos metidísimo con aquel cambio enarbolando al “YoSoy132” y que fue un parteaguas en las definiciones políticas cuando nadie apostaba un cinco por Andrés Manuel López Obrador y “su violenta izquierda”. Desde entonces Antón Bojorquez se ha venido fraguando en una lucha política con éxito, aquí en la entidad y en las grandes ligas del centro del país.

NO ES FÁCIL ser congruente con el decir y hacer, pero Antón Bojorquez tiene autoridad en eso desde hace tiempo. El gran problema de Morena, como lo vemos ahora, es que está lleno de oportunistas (no nos referimos a Hermelinda Lezama, no, cómo creen, ni a muchos otros) y de “chapulines”. Nos lo encontramos recientemente en Cancún, después de varios años desde CDMX y el movimiento universitario 132, pero tal vez tenga razón de algo después de un buen rato de charla sobre el proceso interno de Morena: “a nuestro partido lo hace fuerte la pluralidad, pero nuestros enemigos lo ven como pleitos. Y nada más lejano de la realidad, porque ambos, Muñoz Ledo y Delgado, son viejos lobos”.

LO IMPORTANTE, según Antón, son los liderazgos que se definirán en los próximos días en Morena porque son “dirigentes probados”, aunque su militancia se inclina por Mario Delgado. Y ahí está lo interesante: “defender posiciones para después fortalecernos al sumar porque así es la democracia”. Bien por este dirigente quintanarroense que anda levantando polvo por allá en Solidaridad.

@Nido_DeViboras

NIDO DE VÍBORAS