Pierde Capufe 3 millones de pesos por casetas tomadas

215
Casetas

 

  • En 3 días, Capufe perdió casi 3 millones de pesos sólo por toma de una caseta, pues no se cobró peaje a 24,628 vehículos, según reportes de SCT.
RAMÓN OSEGUERA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- En un fin de semana, Caminos y Puentes Federales (Capufe) perdió 3 millones de pesos tan sólo por la toma de casetas de Tlalpan por grupos de extorsionadores.

Reportes internos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), de los que Grupo REFORMA tiene copias, refieren que durante el viernes 2, sábado 3 y domingo 4 de octubre la afectación patrimonial por las cuotas que se dejaron de cobrar ascendió a 2 millones 985 mil 304 pesos.

En esos tres días, no se les cobró peaje a 24 mil 628 vehículos, desde motocicletas hasta tráileres, que debieron pagar tarifas que van de los 57 a los 528 pesos.

El protocolo de Caminos y Puentes Federales (Capufe) indica que si las tomas de casetas son “pacíficas” los operadores de la caseta deben permanecer dentro de su cabina y llevar el registro de los autos a los que no se les cobró peaje, para poder contabilizar la afectación al erario.

Según las actas administrativas, las pérdidas del viernes 2 de octubre sumaron un millón 450 mil 962 pesos.

Ese día, se levantaron cuatro reportes diferentes, correspondientes a cada uno de los grupos que tomaron la caseta, dos de ellos incluso antes de las 6:00 horas.

El sábado 3 de octubre sólo se generó un acta, con pérdidas contabilizadas por 479 mil 137 pesos.

Supuestos operadores de turismo llegaron ese sábado a la caseta de la autopista México-Cuernavaca a las 14:15 horas, para cobrar por su cuenta 50 pesos a los automovilistas.

A las 15:00 horas, la Guardia Nacional cerró la vialidad, pero los morelenses permanecieron en el lugar hasta que el flujo vehicular fue reabierto a las 18:00 horas y una hora después se retiraron.

Al día siguiente, el domingo 4 de octubre, las pérdidas fueron de un millón 55 mil 205 pesos, indican los documentos oficiales.

Ese domingo la primera toma de la caseta se dio a las 6:30 horas, por un grupo de guerrerenses.

A las 12:15 horas, otro grupo de choferes de Morelos arribó para tomar ahora ellos el control de la caseta.

Además de generar pérdidas millonarias, los grupos de extorsionadores representan un riesgo para los conductores, pues en su lucha por el control del cobro ilegal se han enfrentado entre ellos a palos e incluso a balazos, como ocurrió en la caseta México-Pirámides.

Te interesar: Ordeñan en casetas ¡$1,000 por minuto!