Chocan RIU y Nizuc por elitismo turístico

546
RIU

 

  • El pleito legal entre los grupos hoteleros RIU y Brisas por la construcción de un todo incluido en Punta Nizuc tiene un fondo económico.
MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Más allá de una disputa por la conservación ecológica de Cancún, el pleito legal entre los grupos hoteleros RIU y Brisas por la construcción de un todo incluido en Punta Nizuc tiene un fondo económico.

“El verdadero problema es que el dueño del Hotel Nizuc Spa & Resort, Antonio Cosío Ariño, se opone a la construcción de un hotel all inclusive, justo al lado del suyo, porque eso vendría a bajar sus altos costos de hospedaje, cotizados entre 800 y mil dólares por noche”, asegura José María Ortega Padilla, abogado de la empresa Mx Riusa II, S.A. de C.V., de la cadena española RIU.

“Es un capricho elitista del empresario que no quiere que se mezclen en la misma playa, que por cierto es pública, el turismo de primera categoría con el clasemediero”, añade.
Este pleito legal lleva en tribunales más de cinco años en los que la justicia estatal y federal, le han dado la razón jurídica a la cadena española a la que se ha indemnizado por los daños y perjuicios causados al impedir la construcción de su quinto hotel en el estado de Quintana Roo.

Ratifican y amplían denuncia contra Mara Lezama

Optimista de que al final los jueces y magistrados terminarán dándole la razón a Grupo RIU, Ortega Padilla dice que el pleito está en su última fase y que en las próximas semanas lograrán obtener el fallo favorable para poder arrancar con la obra del nuevo hotel.

Desde hace casi cuatro años —precisa—, la empresa MX RIUSA II enfrenta los embates judiciales de Promotora Punta Nizuc, S.A. de C.V., cuyos resultados hasta el momento les han dado el triunfo en 17 juicios de amparos y sólo esperan el resultado de otros tres más para poner fin a este conflicto.

“El equipo de abogados de la empresa MX RIUSA II confiamos tanto en la justicia estatal, que ya nos dio la razón varias veces, como en la federal que estoy seguro volverá a confirmar que el empresario Cosío Ariño ha recurrido a artimañas legales para impedir la construcción del nuevo hotel”, insiste.

El proyecto del Hotel Riviera Cancún contempla la construcción de más de 500 cuartos hoteleros en el Lote 72-03, Manzana 55, ubicado a la altura del kilómetro 21 del Boulevard Kukulcán de la Zona Hotelera de Cancún.

El apoderado de los Hoteles RIU enfatiza en entrevista con Luces del Siglo que el enfrentamiento es “un capricho” del empresario Cosío Ariño, dueño del Grupo Brisas, cuyos abogados han recurrido a acusaciones falsas, dolosas y sustentadas en mentiras ante “un problema que se reduce al uso de playas”.

Inclusive, añade, se ha incurrido en casos “vergonzosos” al inducir a menores de edad para pretender engañar a jueces de Distrito en una supuesta defensa del interés superior de los niños a favor de un medio ambiente sano, lo que ha permitido al Grupo Brisas evitar el pago de fianzas para garantizar daños y perjuicios.

Lo anterior, después que en agosto de 2019 los magistrados del Segundo Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito resolvieron condenar a Punta Nizuc, S.A. de C.V. a pagar 18.4 millones de pesos luego de no acreditar las acusaciones en contra de MX RIUSA II.

En el Juzgado Quinto de Distrito de Quintana Roo todavía están pendientes de resolver dos juicios de garantías que demandan anular el permiso de construcción del nuevo hotel bajo el argumento de que se pone en peligro la flora y la fauna de la región, principalmente la anidación de tortugas, lo cual es rotundamente falso, denuncia.

El tercer juicio inconcluso, continúa, está radicado en el Juzgado Séptimo de Distrito y está considerado como el más crucial para Grupo RIU, debido a que concedió a un grupo de menores la suspensión provisional ante presuntas afectaciones al ecosistema y por supuestos daños contra una zona de anidación de tortugas marinas.

“La sentencia está por resolverse en definitiva entre esta semana y la siguiente, pero no tenemos duda de que ganaremos nuevamente para poner manos a la obra en la construcción del Hotel Riviera Cancún”.

El más reciente revés judicial contra Promotora Punta Nizuc, S.A. de C.V., fue propinado ayer por la Justicia de la Unión en el amparo 202/2020 del Juzgado Tercero de Distrito, en el que se impugnó, entre otros actos, la legalidad del Programa Municipal de Desarrollo Urbano del Municipio Benito Juárez 2018-2030 y el Reglamento de Construcción que, sin éxito, pretendió echar abajo la licencia de construcción de obras nueva y exterior número 76231, folio 4306/19, expedida el 8 de enero pasado.

Los actos infructuosamente reclamados por Promotora Nizuc, S.A. de C.V. fueron todas y cada una de las constancias, autorizaciones, anuencias, permisos y/o licencias que dieron origen al documento otorgado por el gobierno municipal de Benito Juárez, con una vigencia de dos años.

En otros juicios de amparo, Grupo Brisas ha impugnado la autorización de impacto ambiental y el cambio de uso de suelo de terrenos forestales (presentada el 26 de febrero de 2016), pero la resolución final fue otorgada favorablemente a la cadena española por la delegación estatal de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Inconforme con esta resolución, la empresa Promotora Punta Nizuc promovió la revisión del juicio, la cual fue sobreseída por el Segundo Tribunal Colegiado que confirmó a favor de Grupo RIU la ejecutoria del Juzgado Tercero de Distrito, emitida en noviembre de 2017.

Los apoderados legales la cadena española han contraatacado con la presentación de cuatro denuncias penales ante la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo, al acusar a los abogados del Hotel Nizuc Spa & Resort de presunta corrupción de menores al inducirlos a realizar acusaciones “falsas y dolosas” de una supuesta destrucción de flora y fauna endémica, así como de una zona de anidación de tortugas marinas, dentro del área de playa rocosa concesionada para la construcción del Hotel Riviera Cancún.

Te puede interesar: Ratifican y amplían denuncia contra Mara Lezama