De la fama a la ruina

234
Fama

 

  • Ricardo Pimentel ganó fama y se convirtió en un fenómeno mediático mundial por resguardar 100 perros en su casa durante el huracán Delta.
ÉDGAR FÉLIX

CANCÚN, Q. ROO.- El cancunense Ricardo Pimentel ganó fama y se convirtió en un fenómeno mediático mundial por “meter 100 perros en su casa durante el huracán Delta”, pero ahora no tiene ni para pagar su servicio de energía eléctrica.

Muchas felicitaciones ha recibido en todos los idiomas y hasta bendiciones, para que “Dios lo cuide siempre” porque “es un santo”, pero para la CFE es un moroso más al que están a punto de bajarle el “switch” por un adeudo de 31 mil 234 pesos.

Su conmovedora historia dio la vuelta al mundo con emotivos reportajes y notas informativas en grandes periódicos europeos, estadounidenses, canadienses y hasta chinos; inclusive, prestigiosas cadenas de televisión de Estados Unidos, asiáticas y europeas le dedicaron horarios estelares, pero toda esa fama apenas le ha alcanzado para cubrir con donaciones sólo 36 por ciento del adeudo total con la Comisión Federal de Electricidad.

Piden 6 mdp para reparar daños ocasionados por Delta en escuelas

Su labor altruista no es solitaria sino de un equipo de 15 voluntarios cancunenses que fundaron en mayo de 2011 una asociación civil a la que nombraron Tierra de Animales, con el propósito de ayudar a tantos animales como les fuera posible.

Actualmente cuentan con un santuario de casi cuatro hectáreas localizado en las afueras de la ciudad de Cancún, donde albergan más de 500 especies de perros, gatos, conejos, tortugas, aves, cerdos, guajolotes, puercos, cabras, caballos, gallinas, gallos y una que otra vaca con su toro.

Señalan que una parte muy importante del trabajo es fomentar el veganismo entre la población, además de educar y crear conciencia para evitar la crueldad animal, dando pláticas en escuelas, centros de trabajo y eventos, en las que se tocan temas como la importancia de la esterilización, la adopción y el cuidado adecuado de animales de compañía.

Todos los perros y perras, gatos y gatas que llegan al refugio Tierra de Animales AC son esterilizados, rehabilitados y puestos en adopción a personas y familias responsables. Han dado en adopción a cientos de ellos, no sólo para vivir en Cancún y el resto de la República Mexicana, sino que también se han llevado a Estados Unidos y Canadá.

En el caso de animales considerados de granja o de consumo no los dan en adopción, pues desconfían sobre el destino que pudieran darle otras personas, por lo que este es su santuario, su hogar para toda la vida.

Tierra de Animales AC se sostiene gracias a los donativos voluntarios de personas independientes, así como de eventos a beneficio, por lo que la ayuda es muy importante y necesaria en su sitio de internet tierradeanimales.org

Pero no todo son buenos deseos, grandes obras y corazones conmovidos, porque la CFE le ha enviado el recibo de este bimestre por 31 mil 234 pesos y las donaciones apenas cubren hasta ahora 36 por ciento, de ahí que Tierra de Animales ha hecho un llamado para que las personas se sumen con donaciones, permanentes o extraordinarias, para impulsar los proyectos para la protección y cuidado de animales que realizan desde hace nueve años.

Como Ricardo Pimentel sus 15 compañeros han puesto en alto a nivel mundial el “trabajamos con fuerza para salvar la vida de nuestros animales, brindarles una vida de calidad en el santuario y darles la oportunidad de pertenecer a un hogar mediante la adopción, creamos conciencia de los derechos y el respeto hacia ellos”.

Te puede interesar: Piden 6 mdp para reparar daños ocasionados por Delta en escuelas