#AutosLeyenda: El Mercedes-Benz prohibido para la Princesa Diana

265
El Mercedes-Benz prohibido para la Princesa Diana

 

  • La Princesa Diana fue la primera integrante de la realeza en conducir un vehículo extranjero, el cual devolvió debido a polémica que generó.
MELISSA RODRÍGUEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La vida de la Princesa Diana de Gales fue todo menos convencional.

Famosa por la sinceridad con la que se dirigía al pueblo inglés, sus obras de caridad y su personalidad relajada que contrastaban con la monarquía, “Lady Di” no solo fue una Princesa, sino una verdadera celebridad cuya vida estuvo constantemente bajo el escrutinio público. Y sus autos no fueron la excepción.

En diciembre de 1991, la Princesa Diana recibió un Mercedes-Benz 500 SL y se convirtió en el primer miembro de la casa real en conducir un vehículo extranjero, es decir, uno que no había sido producido en Reino Unido. Su 500 SL reemplazó a un Jaguar XJS color verde hecho específicamente para ella.

Apoyará Morat causa noble

Su historia con el 500 SL fue corta, pues el cambio le valió críticas del gobierno y sindicatos de la industria automotriz por no apoyar a los fabricantes locales y tuvo que devolverlo casi un año después, en septiembre de 1992.

El Mercedes-Benz 500 SL era un verdadero deportivo que contaba con un motor V8 de 320 caballos de potencia y velocidad limitada a 250 kilómetros por hora. Fue presentado en el Autoshow de Ginebra en 1989 junto a los 300 SL y 300 SL-24. Internamente esta serie también fue conocida como R129.

Fueron un éxito en ventas y una referencia en cuanto a aspecto. De hecho fueron ganadores de distintos premios de diseño e ingeniería, y aunque su paso por la vida de la Princesa fue corto, el 500 SL fue ampliamente fotografiado y popularizado entonces.

Aparentemente, la Princesa Diana siempre tuvo gusto por los autos alemanes, pues un par de años después se vio envuelta en una nueva polémica al ser fotografiada conduciendo un Audi 80 Cabriolet que también tuvo que devolver.

Un auto también estuvo involucrado en el fin de su vida, pues Diana de Gales murió en 1997 tras un accidente automovilístico que sufrió a bordo de un Mercedes-Benz Clase S.

Te puede interesar: Apoyará Morat causa noble