Estampas oníricas

164
Estampas oníricas

 

  • Paisajes que, de tan bellos, parecen obras mandadas a hacer por un mecenas con exquisito gusto por la naturaleza se encuentran en San Luis Potosí.
PATRICIA MIRANDA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Paisajes que, de tan bellos, parecen obras mandadas a hacer por un mecenas con exquisito gusto por la naturaleza, actividades ecoturísticas cuya peculiaridad provoca descargas de adrenalina, y sitios donde lo irreal -como suele suceder en los sueños- manda, son parte del catálogo turístico que halla quien decide visitar San Luis Potosí.

Aquí, algunas alternativas que podrían inspirarte sobre el que es considerado el destino más surrealista de México, ahora que te sientas seguro de volver a emprender una travesía.

Desde las alturas

Hay que tomar aire, tener temple y darse la oportunidad de admirar -a vista de pájaro- la belleza de las Cascadas de Micos. Este rincón de ensueño, en la Huasteca Potosina, es ideal para realizar actividades llenas de adrenalina y conseguir imágenes que evocan a más de una obra de arte surrealista. Deslizarse por tirolesas, mantener el equilibrio en un estrecho puente colgante y pedalear una peculiar bicicleta -a 80 metros de altura- que avanza entre dos cables suspendidos en el aire (la SkyBike), son algunos de los imperdibles que deben vivir los viajeros de espíritu aventurero. Adquiere más información navegando por: www.adventureland.mx/micos.

#AutosLeyenda: El Mercedes-Benz prohibido para la Princesa Diana

Irresistible edén

Se dice que el Jardín Escultórico Edward James Las Pozas es el santuario a cielo abierto más representativo del surrealismo en México. Este conjunto arquitectónico y escultórico está inmerso entre un verdísimo escenario. El viajero que decide perderse por este enigmático laberinto halla esculturas como el Portón de San Pedro y San Pablo o la famosa Escalera al Cielo, así como la oportunidad de tomar un respiro. Cabe señalar que, desde 2007, la Fundación Pedro y Elena Hernández, A.C. trabajan en la conservación del sitio, mismo que fue declarado Monumento Artístico por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) en 2012. Para conocer requisitos de entrada y otros protocolos de bioseguridad, consulta: www.laspozasxilitla.org.mx

Amor por la naturaleza

Por su excepcional belleza y sus aproximadamente 105 metros de caída de agua, la de Tamul es considerada la “Joya de de las Cascadas Potosinas”. Se encuentra en Aquismón, Pueblo Mágico. Esta espectacular formación natural nace en el río Gallinas y cae con fuerza en el río Santa María, que desde este punto cambia su nombre a Tampaón. Además de llenarse los ojos con los colores verde y turquesa, en la zona es posible realizar actividades ecoturísticas, como senderismo, rappel o remar a bordo de un kayak, entre otras. Para más información: visitasanluispotosi.com/cascada-de-tamul

Para empaparse de arte

El Museo Leonora Carrington Xilitla, ubicado en el centro de este Pueblo Mágico, es el segundo espacio en San Luis Potosí en honor a esta artista del surrealismo; el otro, se encuentra en la capital potosina. El recinto de Xilitla alberga 63 esculturas y una colección de 25 máscaras de bronce, entre otras obras y herramientas de trabajo. La visita es obligatoria para luego ir a pasear por la Plaza de Armas, saborear un café y admirar el ex Convento de San Agustín. Para ver costos, requisitos de entrada al museo y otros protocolos a seguir en tiempos de pandemia, visita la página: www.leonoracarringtonmuseo.org/xilitla

Toma nota

En tu visita por este destino, quizá te interese saber que, a unos 40 minutos de Xilitla, en el municipio de Axtla de Terrazas, se encuentra el Castillo de la Salud: Beto Ramón, un colorido e interesante centro herbolario. Además de obtener conocimiento sobre plantas curativas, podrás adquirir algunos productos, como jarabes, jabones y cremas. Por otro lado, trata de probar las delicias gastronómicas del estado, como enchiladas potosinas, ajonjolinadas (tortillas de nixtamal bañadas con salsa de ajonjolí), bocoles (gorditas hechas con maíz) y esos tamales de gran tamaño, rellenos de pollo o carne, llamados zacahuliles, tan representativos de los festejos mortuorios que se avecinan.

Te puede interesar: #AutosLeyenda: El Mercedes-Benz prohibido para la Princesa Diana