Presiona SAT contra abogados

1303

 

  • El SAT intimida a los contribuyentes para llegar a acuerdos de pago de impuestos sin intervención de abogados o contadores

JORGE CANO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) intimida a los contribuyentes para llegar a acuerdos de pago de impuestos sin intervención de abogados o contadores, acusaron instituciones nacionales y extranjeras.

Héctor Herrera Ordóñez, presidente de la Barra Mexicana, Colegio de Abogados, afirmó que la sugerencia del SAT de renunciar a la asesoría legal deteriora más el estado de defensoría y va contra los derechos humanos.

“No es apropiado que las autoridades fiscales pidan renunciar a ese derecho y que los contribuyentes se sometan a una negociación directamente con la autoridad”, dijo.

Reconoció que hay amenaza de acciones penales contra abogados y contribuyentes si no aceptan la sugerencia de autocorrección fiscal, lo que viola el artículo 114 A del Código Fiscal de la Federación.

Mario Barrera, fiscalista de Thompson & Knight, afirmó que la postura del SAT es lamentable porque constitucionalmente los particulares tienen derecho a una defensa y a elegir a un abogado.

Los temas fiscales son complejos, añadió, por lo que se requiere asesoría para resolver disputas de la mejor manera posible.

La Barra Internacional de Abogados (IBA, por sus siglas en inglés) y el Colegio de Abogados de EU han denunciado que el SAT insta a contribuyentes a no usar abogados ni contadores en procedimientos administrativos, bajo amenazas de proceder penalmente contra quienes omitan llegar a un acuerdo.

“Tanto es incorrecto que se pague de menos como que se pague de más, en ese sentido es atinada la postura de la IBA y del ABA de expresar que la posición de SAT no es afortunada”, dijo Barrera.

Una fiscalista de un despacho internacional que prefirió no ser nombrada explicó que el SAT busca que los dueños de empresas o directivos de alto nivel -que no entienden por completo las estrategias fiscales- acudan sin representación legal o contable, para que sea más fácil que acepten la omisión de contribuciones.

Esta práctica se focaliza en grandes contribuyentes, que el SAT supone tienen prácticas fiscales agresivas, para intimidar a las empresas a realizar prácticas de autocorrección para evitar los tribunales, dijo.

Hay despachos en la mira del SAT por haber diseñado los esquemas fiscales de Walmart, IBM, Femsa y otras que han aceptado pagar multas millonarias.

Los clientes de estas empresas son los que más reciben invitaciones de auditorías, acusó un fiscalista de una asociación de contadores. Además del poder de intimidación penal, se intimida mediáticamente. Las empresas deben admitir públicamente su autocorrección fiscal, lo que incrementa más el riesgo de persecución para las otras empresas, comentó el fiscalista.