Bohemian Rhapsody: 45 años

1429
Bohemian Rhapsody

 

  • Nadie apostaba a que ‘Bohemian Rhapsody’ fuera un éxito, pero esta mezcla de rock y ópera triunfó en la radio de 1975 y trascendió en la historia.
MAURICIO ÁNGEL / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Era la vida real, pero parecía fantasía que un tema como “Bohemian Rhapsody”, de casi seis minutos, mezcla de rock y ópera, lograra triunfar en la radio de 1975.

Cuando Queen apostó por este sencillo del disco A Night at the Opera, las dudas sobre su aceptación eran tantas que su disquera lo rechazaba y el mismo Elton John sólo pudo decirle al manager John Reid “están muy locos”, según la BBC.

Pese a todo, el grupo jaló el gatillo y le dio a la música un clásico que hoy, al cumplir 45 años, permanece como un referente.

Emily en París: Duelo de estilos

“Nos parecía que la ‘Rapsodia Bohemia’ captaba casi todos los estilos que estábamos haciendo. Pensamos: ‘Esto es lo que le queremos presentar al público y ver qué hace con ello'”, dijo en 1976 Freddie Mercury, vocalista, a Phonograph Record.

Mientras componía el tema, al lado de su cama, Mercury tenía un piano. Con estirar el brazo al despertar podía explorar melodías. Muchos creen que las ideas que desarrolló le llegaron de sueños.

Sus allegados recuerdan que, al asistir a casa del músico, de fondo sonaba “Cabaret”, de Liza Minnelli, por lo cual sabían que cocinaba algo diferente. Lo que no esperaban eran las tres semanas que les tomó grabar el tema, al que dedicaban entre 10 y 12 horas al día para que Brian May, Roger Taylor y Mercury pudieran registrar las voces.

La intención era formar 180 grabaciones separadas, pero como en la época sólo había cintas de 24 pistas, tuvieron que sobregrabar múltiples veces para lograr el toque operístico que el cantante había ideado.

Aunque el tema casi inicia con una confesión, la letra es una de las grandes interrogantes para los fans.

En algunos análisis la canción habla de la condena de un hombre que, tras admitir al principio que mató a otro, es llevado al infierno. En otros, el sujeto enfrenta un juicio por su crimen.

Tiene referencias a la cultura italiana al mencionar a Scaramouche, personaje de la “Comedia del Arte”; al astrónomo Galileo, condenado por la Iglesia por herejía, y a Fígaro, protagonista de “El Barbero de Sevilla”.

¿Encuentra Mercury a los personajes condenados entre el fuego o son menciones aleatorias? No se sabe, pues Queen siempre dejó abierta la interpretación y el mismo cantante la describió como irónica.

“No tiene misterio, se explica por sí sola, lo único es que incluye algunos disparates enmedio”, aseguró el baterista Roger Taylor a la BBC.

Expertos como Tim Rice, coautor del musical Jesucristo Superestrella, incluso creen que la canción le sirvió a Mercury para sepultar el rol de heterosexual que interpretó para asumir su tendencia real.

El tema da nombre a la película biográfica de Mercury, quien, como la canción, fue sumamente galardonada.

La cinta se coronó en los Óscares de 2019 con cuatro estatuillas, Actor (Rami Malek), Edición y dos en rubros de sonido. A nivel mundial recaudó algo más de 903 millones de dólares, según BoxOfficeMojo.

Por el esfuerzo para recrear la mítica actuación de Live Aid, en 1985, los fans no han parado de comparar la escena de la película, que arranca con “Bohemian Rhapsody”, con imágenes del concierto real.

Los videos con pantalla dividida de ambos momentos rebasan, juntos, los 100 millones de reproducciones en YouTube.

Tras el estreno de la película, la canción reingresó en el Hot 100 de Billboard el 17 de noviembre de 2018, en el lugar 33, pues sus ventas aumentaron 236 por ciento. También triunfó en streaming, al subir al lugar 41 de las canciones más escuchadas en EU, según Nielsen Music.

El filme detonó otras curiosidades, como la de Joanne Connor, quien luego de verla 108 veces en el cine tiene el récord mundial de ver más veces una misma película en las salas. En total pasó 240 horas (10 días completos), ¡sin contar las 291 veces que la vio en su casa!

Bohemian Rhapsody: Legado que resuena

* Canción número 1 por nueve semanas en Reino Unido tras su lanzamiento; volvió a ese lugar durante cinco semanas en 1991, tras la muerte de Mercury.
* Más de mil 600 millones de reproducciones en streaming.
* Tercer sencillo con mayores ventas en Reino Unido.
* En julio de 2019 se convirtió en la primera canción anterior a los años 90 en rebasar mil millones de vistas en YouTube.
* Votado el sencillo favorito de todos los tiempos de Reino Unido en 2002 para el libro “Guinness Hit Singles”.
* Nombrado Mejor Sencillo Británico 1952-1977 por la British Phonographic Industry.
* Su solo de guitarra, de Brian May, está considerado entre los 20 mejores de la historia.

¿Grandes versiones?

La crítica y el público no siempre han favorecido a quienes asumieron el reto de cantar lo mismo que Mercury. Entre los valientes están:
* Beyoncé
* Panic! At The Disco
* Kanye West
* Los Muppets

Te puede interesar: Emily en París: Duelo de estilos