Moschino: Horror fashion

614
Moschino Horror fashion

 

  • La casa fundada por Franco Moschino en los años 70 sigue adelante con desfiles que causan asombro y mantiene su toque de comedia.
FERNANDO TOLEDO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Rompedora, vanguardista y con gran sentido del humor, la casa fundada por Franco Moschino en los años 70 sigue adelante con desfiles que causan asombro y mantiene su toque de comedia.

Así, para esta temporada, al mando de Jeremy Scott, creador estadounidense que ha sostenido su legado irónico e irreverente, se ha dedicado a crear una colección que remite a los filmes de terror hacen saltar a los espectadores de sus asientos… claro, con un toque fashion.

En estas prendas, llenas de color y texturas, hay sellos de personajes emblemáticos de películas clásicas para espantarse a gusto, como El Resplandor, Scream, El Joven Manos de Tijera, Viernes 13, Las Brujas y Eso, pero mezclados con series modernas como Stranger Things, American Horror Story o Ratched.

La moda y sus propuestas por un mundo mejor

Charoles, sedas, tafetas, algodones, lo mismo que mezclilla, se aposentan en minivestidos de diablitas, en pijamas con lunas, en jumpsuits con calabazas o hasta sexy vampiros con smokings brillantes y caperucitas con grandes capas rojas y vestido llenos de vuelos. Sin olvidar a unas bellas brujas que harían palidecer de envidia a la mismísima Morticia Adams.

Los estampados son muy importantes y destacan las aplicaciones de flores muertas, arañas, sanguijuelas y murciélagos, así como una gran mezcla de colores brillantes, sobre todo el neón, y todos los metálicos mezclado con rosas, rojos y, claro, naranjas.

No por nada las fotos fueron tomadas en los Estudios Universal, sitio ideal para mostrar esta fauna que también se inspira en los disfraces de los niños para pedir dulces en estas noches diabólicas en donde todo puede suceder.

Los accesorios incluyen bolsas grandes con leyendas como Redrum (en alusión a El Resplandor), zapatos y botas rudas con enormes plataformas, boas de plumas, cadenas como cinturones, botas para la lluvia en tonos intensos, y hasta collares con calaveras.

Así, Moschino sigue su carrera como una marca que amas u odias, pero que no pasa desapercibida. Y por eso es que tiene sentido la frase que pronunció el diseñador al terminar el espectáculo “Conmigo siempre es Halloween”.

Te puede interesar: La moda y sus propuestas por un mundo mejor