Se atacan Biden y Trump sin contemplaciones

260
Se atacan Biden y Trump sin contemplaciones

 

  • Obama, que llamó a Biden su “hermano”, dio algunas de sus críticas más duras a Trump, destacando la continua obsesión por atraer a grandes multitudes.
STAFF / AGENCIA REFORMA

MICHIGAN, EU.- La recta final para las elecciones presidenciales en Estados Unidos dejó ver encendidos ataques y burlas de ambos candidatos durante una serie de mítines en estados de batalla, cuando a falta de pocas horas para los comicios del martes.

El expresidente Barack Obama y el candidato demócrata Joe Biden se unieron contra Donald Trump en su primera aparición conjunta de campaña en Michigan, en busca del voto afroamericano.

Obama, que llamó a Biden su “hermano”, dio algunas de sus críticas más duras a Trump, destacando la continua obsesión del mandatario por atraer a grandes multitudes a sus eventos, en un momento en que el país registra casi 100 mil nuevos casos de Covid-19 por día.

“¿Cuál es su obsesión, por cierto, con el tamaño de la multitud?”, preguntó en el evento de Flint, Michigan. “¿Nadie asistió a su fiesta de cumpleaños cuando era niño? ¿Está traumado?”

“Esto no es un juego”, manifestó después en Detroit tras destacar las 230 mil muertes por el virus. “Esto no es un concurso (…) Esto es vida o muerte”.

Biden afirmó que Trump ha “ondeado la bandera blanca de rendición a este virus”, al tiempo que prometió un plan de acción nacional.

Además, criticaron al presidente por sugerir, el viernes, que los médicos están magnificando la gravedad de la pandemia para ganar dinero.

“No puede imaginar, o no comprende, que alguien arriesgaría su vida por otra persona sin ganar dinero”, señaló Obama.

Recriminan a Twitter parcialidad política

El aspirante demócrata también criticó a Trump por sus comentarios sobre los muertos en la guerra de Estados Unidos y señaló que al mandatario “le gusta presentarse a sí mismo como un hombre macho”.

Flint y Detroit son ciudades predominantemente negras, donde una fuerte participación será esencial para inclinar el apoyo del antiguo estado demócrata a Biden, después de que Trump ganó ahí en 2016.

Trump, por su parte, se dirigió a sus seguidores en Pennsylvania, centrándose principalmente en su base blanca de clase trabajadora en cuatro mítines.

Ahí, el presidente sugirió que podría golpear a Biden si tuviera la oportunidad, y que el exvicepresidente usa gafas de sol para cubrir la “cirugía en los ojos”.

“No es un tipo grande”, dijo Trump sobre su rival demócrata. “Una pequeña bofetada, no tendrías que cerrar el puño”.

También insistió en un fraude electoral generalizado, especialmente después de que la Suprema Corte permitió que los estados sigan contando las boletas por correo después del martes, por lo que llamó a sus seguidores a actuar como observadores.

“Vamos a estar esperando, el 3 de noviembre vendrá y se irá, y no lo sabremos. Y vamos a tener un caos en nuestro país”, apuntó.

Te puede interesar: Se juega la esencia de EU: Donald Trump o Joe Biden