Freno a mujeres inicia en aulas

218
mujeres

 

  • Las barreras para que las mujeres ingresen en áreas de tecnología, ingeniería y matemáticas están presentes desde las aulas.
AILYN RÍOS / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Las barreras para que las mujeres logren insertarse en las áreas de las ciencias básicas y del comportamiento, tecnología, ingeniería y matemáticas, conocidas como STEM, por sus cifras en inglés, están presentes desde las etapas educativas.

Estereotipos de género, normas culturales, factores sociales, así como la carencia de una combinación de competencias tecnológicas y habilidades blandas en el sistema educativo mexicano que el alumnado necesita para desarrollarse profesionalmente, son algunos de los factores que inhiben la participación femenina en áreas STEM.

“La señal (que reciben las niñas y niños) es muy fuerte desde tan pequeñitos (preescolar) que hay algo distinto en cuanto a capacidades, en cuanto a intereses, en cuanto al lugar que ocupan los niños y las niñas.

Dan Trife al #MagistradoBilletes

“Luego ya empiezan a haber estereotipos que no están basados evidentemente en ninguna justificación. A veces eso se relaciona con el temperamento o con las capacidades cognitivas, estas ideas no tiene ninguna justificación ni desde el punto de vista del temperamento ni desde las capacidades”, mencionó María Elena Estavillo, presidenta de la organización Conectadas Mx.

En la universidad estos estereotipos se refuerzan con algunas actitudes de desprecio a los esfuerzos de las mujeres, en las que son subestimadas sus capacidades, lo que hace que la carrera sea más difícil y más retadora para las mujeres que para los hombres.

“Hay maestros, directivos que cuando tienen una oportunidad para recomendar a un estudiante para alguna oportunidad que se abra (como) una beca para o un proyecto para asistir a un especialista en una investigación, recomiendan a hombres, sienten que es un desperdicio darle espacio a una mujer y ahí también se van cerrando espacios para mujeres muy talentosas.

“Se pasa el escenario a la etapa laboral, dices tanto trabajo para estar impulsando las vocaciones STEM y luego cuando llegan a los trabajos se ven expulsadas también por ambientes muy difíciles, muy misóginos”, advirtió Estavillo.

Un estudio de Laboratoria indica que mientras que 28 por ciento de los niños de 15 años en México quiere convertirse en ingeniero o científico, sólo 9 por ciento de las niñas indica lo mismo.

La brecha se agrava en la educación superior, en 2018, menos de 3 por ciento de las mujeres que ingresaron a la universidad, y menos de uno por ciento de mujeres que ingresaron a posgrado, eligieron matricularse en estas áreas del conocimiento, frente a un 9 por ciento de hombres que elige carreras STEM a nivel licenciatura y 3 por ciento a nivel posgrado.

“Sólo el 30 por ciento del total de los graduados del ciclo escolar del año pasado en carreras STEM fueron mujeres, entonces cuando si se animan a hacerlo (estudiar STEM) son muy pocas las que terminan en comparación con los hombres y por ende son menos en llegar en el mercado laboral”, mencionó Lucile Baratier, Gerente Regional de Partnerships para Laboratoria.

Datos de Laboratoria revelan que las mujeres que logran colocarse en el campo STEM ganan en promedio tres veces más que aquellas que trabajan en otras áreas.

Recientemente Google anunció que donará un millón de dólares en los próximos tres años a Laboratoria, los cuales serán invertidos en el desarrollo de programas de capacitación en áreas STEM que impactarán alrededor de 28 mil mujeres en Brasil, Chile, Colombia, México y Perú.

Te puede interesar: Dan Trife al #MagistradoBilletes