Estudiantes salen al rescate con material digital

284
estudiantes
  • Estudiantes del Tec de Monterrey y otras universidades diseñan materiales educativos digitales para niños sin necesidad de contar con internet.

DANIEL SANTIAGO CRUZ / AGENCIA REFORMA

MONTERREY, MÉXICO.- Preocupados por el rezago educativo cada vez más grave en esta pandemia, más de 300 estudiantes del Tec de Monterrey y de otras universidades del País se organizaron para salir al rescate de la crisis educativa actual.

A través de dos iniciativas surgidas en diferentes ciudades, pero hermanadas, Tablet Aprendo, en Monterrey, y Share Plus, en Toluca, los jóvenes diseñan materiales educativos digitales que los niños puedan usar en casa sin necesidad de contar con conexión a internet.

La falta de acceso a la tecnología y de conectividad han sido el talón de Aquiles del sistema educativo nacional para enfrentar la necesidad de una educación a distancia.

Millones de niños se están quedando atrás, sobre todo en comunidades apartadas o marginadas, donde la apuesta nacional a clases por televisión ha resultado insuficiente.

Clases en línea no cuentan con práctica

“En pleno siglo 21, con tantas herramientas digitales, que no implementemos algo en el sector educativo es una de las grandes preocupaciones del proyecto”, dice Alejandro Gabriel Hernández, quien desde el campus Toluca del Tec lidera Share Plus.

DESDE TOLUCA

Alejandro fundó su movimiento en 2017 para llevar conferencias a jóvenes de secundarias y preparatorias. Al llegar la pandemia buscó otra forma de seguir ayudando a la educación.

“Queríamos algo que los profesores realmente necesitaran. Para que lo usaran de acuerdo a su plan de estudios”, cuenta el joven de 21 años, estudiante de ingeniería industrial y de sistemas.

A través de herramientas de Office, Alejandro comenzó a trasladar el material de los libros de texto oficiales a pequeñas cápsulas interactivas; enriquecidas con ejemplos y ejercicios; personajes y animaciones creadas por voluntarios.

Más manos para ayudar

Pero se necesitaban manos para las más de mil cápsulas de primaria y secundaria, por lo que Share Plus abrió una convocatoria. Más de 300 jóvenes del Tec y universidades como Unitec, UNAM, del Politécnico, la Universidad de Guadalajara y de otras ciudades del País se sumaron.

La motivación fue ayudar a niños mexicanos, destaca Alejandro.

“Y empezaron a trabajar sin esperar nada a cambio”, señala el estudiante integrante del programa Líderes del Mañana del Tec.

Actualmente se cuenta con 500 contenidos o aplicaciones disponibles en una liga (http://bit.ly/SHARE_APPS) que se difunde libremente entre comunidades de maestros de todo el País.

También han logrado hacer alianzas. Una de ellas con el sector 9 de secundarias técnicas de Toluca, donde más de 15 mil niños usan estos materiales. La otra está es en Las Tórtolas, una comunidad rural de Nuevo León.

DESDE MONTERREY

Cuando la doctora Nancy Aceves, profesora del Tec de Monterrey, se enteró del proyecto de Tablet-Aprendo, no sólo decidió colaborar, sino también convocar a estudiantes voluntarios y de servicio social.

La respuesta fue inmediata y numerosa. Unos 40 jóvenes de distintas carreras se han apuntado convencidos del proyecto con el que el Fondo Educativo General de División Anacleto Guerrero Guajardo busca llevar contenidos a niños de escuelas multigrado rurales.

El Fondo tenía como idea original distribuir tabletas con aplicaciones descargadas de internet. Nancy, doctora en innovación educativa y tecnología educativa, propuso ir más allá: crear sus propios contenidos.

Desde sus casas en diferentes ciudades del País, los estudiantes del Campus Monterrey pusieron manos a la obra.

Inesperada entrega

Las primeras tabletas con los contenidos descargados y listos para utilizarse se entregaron el mes pasado a los niños de la primaria Josefa Ortiz de Domínguez, en Las Tórtolas, General Terán, Nuevo León.

Cada dispositivo cuenta con un video de bienvenida de su profesor, los PDFs de sus libros de texto, aplicaciones o contenidos de acceso libre en internet, videos didácticos y las aplicaciones desarrolladas por Share Plus.

“Es una contribución para que ese rezago educativo sea menor, sobre todo en las comunidades rurales”, comenta Aceves.

Los estudiantes están convencidos de su responsabilidad frente al problema.

“Como mexicanos y jóvenes nos creemos más que a la altura para poder sacar de este rezago educativo a los chicos”, dice Gabriela Bernal, estudiante de PrepaTec Toluca y cofundadora de Share Plus.

“Hay que hacer algo al respecto. Nosotros somos los que debemos hacerlo si tenemos la posibilidad”, comenta Fernanda Ramírez, estudiante de mercadotecnia del Campus Monterrey.

“Muchas veces por esto de las redes. Se cataloga a los jóvenes de que no están preocupados por el futuro”, señala Alejandro. “Esto hace ver que sí, que hay una esperanza”.

Te puede interesar: Clases en línea no cuentan con práctica