Destapan en España corrupción de Mayakoba 

912
Mayakoba 

 

  • La Fiscalía Anticorrupción de España involucró al rey emérito Juan Carlos I en un nuevo escándalo de tráfico de influencias; lo ligan a dueño de Mayakoba.
ÉDGAR FÉLIX

CIUDAD DE MÉXICO.- La Fiscalía Anticorrupción de España involucró al rey emérito Juan Carlos I en un nuevo escándalo de tráfico de influencias, sobornos y dinero ilícito proveniente del magnate mexicano-inglés Allen de Jesús Sanginés-Krause, dueño del exclusivo desarrollo turístico Mayakoba, así como de otros hoteles en las apacibles playas de la Riviera Maya, como el St. Regis Kanai Resort.

Este nuevo capítulo puso al descubierto una serie de líneas de investigación sobre la irregular forma como fueron desarrollados varios centros turísticos de la Riviera Maya, incluido el Mayakoba, con el contubernio del ex gobernador Roberto Borge Angulo, que derivó en la apertura de expedientes judiciales contra quienes resulten responsables de corrupción y actos ilícitos.

Las investigaciones de la Fiscalía de la Península Ibérica van tras las huellas de los recursos que presuntamente recibió el Rey emérito del empresario mexicano-inglés entre 2016 y 2018. Además de que se cuenta con reportes de que el castillo de Killua, en Irlanda, lugar de refugio de Juan Carlos I, es propiedad de Allen de Jesús.

Adaptarán cruceros protocolo de viaje: Carlos Joaquín

Los Paradise Papers y el caso de fondo llamado Rasa Land Investors, una entidad mercantil de especulación urbanística en la Riviera Maya y de otras entidades de la República mexicana, provocan ya una serie de investigaciones que podrían descubrir una larga fila de contubernios y corrupción en el gobierno español, en el mexicano y en el de Quintana Roo.

Esta información forma parte de la investigación mundial Paradise Papers, basada en el análisis de 13 millones 400 mil documentos procedentes de dos proveedores de servicios ‘offshore’ de Bermuda y Singapur y 19 registros mercantiles de jurisdicciones opacas, dados a conocer esta semana.

La filtración fue obtenida por el diario alemán ‘Süddeutsche Zeitung’, que la compartió con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) para dirigir el trabajo que se publica en 96 medios de todo el mundo, entre ellos, ‘The New York Times’, ‘The Guardian’, ‘Le Monde’ y El Confidencial y La Sexta en exclusiva para España.

El acaudalado empresario que sobornó al Rey Juan Carlos es dueño del Mayakoba, de acuerdo al expediente CNT-131-2019 de la Comisión Federal de Competencia Económica del veintiuno de noviembre de dos mil diecinueve, en el que se asienta que CHPAF Holdings, S.A.P.I. de C.V., Activos Turísticos de México, S.A.P.I. de C.V., Jerónimo Bremer Villaseñor y Allen de Jesús Sangines-Krause notificaron su intención de realizar una concentración, conforme a lo establecido en el artículo 90 de la Ley Federal de Competencia Económica mexicana.

Como resultado de la operación, Holdings, S.A.P.I. de C.V. tiene participación indirecta en las subsidiarias mexicanas de RLH, que son propietarias de activos inmobiliarios, entre los que se encuentran hoteles de cinco estrellas y residencias en la Ciudad de México y en los estados de Quintana Roo y Nayarit.

Los impulsores de Rasa Land Investors son los integrantes de la familia Bremer (Carlos Bremer Gutiérrez —Value Grupo Financiero— es uno de los 30 hombres más ricos de México, según Forbes), afincada en Jalisco y clave en la compra de las tierras, junto con Allen de Jesús Sanginés-Krause, señala el diario El Mundo en referencia a los Paradise Papers.

Estos dos empresarios mexicanos crearon una estructura de filiales en Luxemburgo, Holanda y México con base en Malta. Krause, íntimo del rey Juan Carlos, con esta amistad logró abrir todas las puertas del poder económico y político en México y en Quintana Roo.

Ambos, además de lograr proyectos como el Mayakoba, en los últimos comenzaron a construir el “nuevo Cancún” en Chalacatepec, Jalisco, con esquemas muy parecidos a los que se enfrentaron en la Riviera Maya, en Quintana Roo, donde algunos de los terrenos son de antiguos titulares a los que se les compró pero que han resultado no serlo, además de graves problemas de impacto medioambiental.

¿Recuerda a Carlos Bremer Gutiérrez?, sí, es el mismo que salió a relucir en la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador al difundirse su nombre como el comprador de la casa del empresario Zhenli Ye Gon. La compró en 102 millones de pesos en total secreto durante una subasta.

Te puede interesar: Adaptarán cruceros protocolo de viaje: Carlos Joaquín