Edifican menos vivienda ‘económica’

307
Edifican menos vivienda ‘económica’

 

  • De acuerdo al Registro Único de Vivienda, de las 127 mil 214 unidades en producción entre enero y octubre, el 0.95 % corresponde a viviendas económicas.
NALLELY HERNÁNDEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- En lo que va del año, la producción de vivienda nueva se ha contraído 13.2 por ciento respecto al año pasado, una tendencia que afecta principalmente al segmento de menor precio, donde la reducción rebasa el 25 por ciento anual.

De acuerdo con datos del Registro Único de Vivienda, de las 127 mil 214 unidades en producción entre enero y octubre de este año, sólo el 0.95 por ciento corresponde a viviendas económicas, es decir, de un precio de hasta 350 mil pesos.

Según los datos disponibles, actualmente hay en construcción mil 206 casas en el segmento de precio más bajo, menor a las mil 620 construidas en enero-octubre del año pasado, pero mucho más distantes de las cifras arriba de 20 mil unidades registradas en 2014 y en 2015.

En contraste, el segmento popular, el medio, residencial y residencia plus, cuyos precios arrancan en 400 mil pesos, pero pueden alcanzar millones de pesos, la producción se ha incrementado anualmente y en lo que va de este año su caída va debajo del promedio del 10 por ciento.

Por ejemplo, la vivienda tradicional, que alcanza hasta los 925 mil pesos, pasó de tener una participación de 24 por ciento en 2018, a 32 por ciento del inventario total en construcción este año.

Reditúan auditorías a favor del SAT

Gustavo Carrera, vicepresidente de la comisión de vivienda de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), comentó que el reacomodo del mercado tras la desaparición de los subsidios, el aumento en los costos de producción y la pandemia han hecho que el segmento de vivienda económica sea menos rentable, por lo que su oferta se ha reducido.

Sin embargo, la demanda no ha disminuido, pues según datos de la CMIC, el 70 por ciento de los trabajadores formales ganan entre 1 y 3 salarios mínimos al mes, por lo que sólo pueden acceder a viviendas económicas, las menos disponibles.

“La industria ha caído más en su oferta que en la demanda”, explicó Carrera Falcón.

“Con los precios actuales de la vivienda promedio, de 400 mil pesos, son ingresos de 3 salarios mínimos, para arriba, para la vivienda económica es muy poca la oferta”.

Explicó que, ante la falta de subsidios, programas como “Unamos créditos”, del Infonavit, ha permitido que los trabajadores de menos ingreso puedan adquirir una casa.

En opinión del representante de los constructores de vivienda, sería benéfico un apoyo gubernamental para la reducción en costos de producción de vivienda, por ejemplo, en los trámites, o bien, que mejore la capacidad de ingresos para acceder a viviendas de mayor valor.

Te pude interesar: Pizas y bebidas, aliadas de Afore; usuarios podrán abonar con compras