NIDO DE VÍBORAS

428
Nido de Víboras

 

POR KUKULKÁN

¿CÓMO SE gobernaría con las manos llenas de sangre? Habría que preguntarles al ex presidente Gustavo Díaz Ordaz, al ex gobernador de Guerrero, Rubén Figueroa Alcocer, al ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, a todos esos mandatarios de otros tiempos cuando gobernaba el PRI y el poder era una decisión vertical, unilateral, monolítica, de un solo hombre.

¿PERO CÓMO gobernar con las manos llenas de sangre en una frágil e incipiente democracia? Imposible hacerlo, si es auténtica en su formación. Tal vez se “pueda”, porque todo se “puede” cuando el cinismo rebasa la ética y la honestidad, pero no es recomendable tomar esa píldora como lo diría el médico después de encontrar un tumor cancerígeno después de una exhaustiva auscultación.

PARA PONERNOS más históricos hay que preguntarle entonces al ex gobernador Joaquín Hendricks Díaz y al ex alcalde Juan Ignacio “El Chacho” García Zalvidea cuando protagonizaron un zafarrancho con balazos y fuegos pirotécnicos donde ayer la policía de Hermelinda Lezama les recetó la píldora del plomo a unas mujeres manifestantes por la constante presencia de feminicidios en Cancún. Una tragedia queriendo tapar otra tragedia. Así que todos ellos, si gobernaron, lo hicieron con el cinismo del poder absoluto de esos años.

POR ESAS “experiencias” estamos ante un momento histórico de la política contemporánea en el ayuntamiento de Benito Juárez y de Quintana Roo, del país. Seguir con lupa la reacción de estos acontecimientos nos enseñará a entender cómo se vive en una democracia donde gobiernan diferentes partidos. Salir de esa imagen donde hay balazos, hay heridos, se culpan a funcionarios de bajo perfil y todos son inocentes, es urgente. Los gobiernos deben asumir, ahora, cada uno su responsabilidad y actuar en consecuencia para resolver los feminicidios.

* * *

EL “ASUNTO” no es nada sencillo porque con todos estos problemas de gobernabilidad desatados en el municipio de Benito Juárez, en Quintana Roo, los ojos nacionales de los grupos opositores al presidente López Obrador sacan lupa y lápiz, en espera de que destituyan a la alcaldesa de  Morena Hermelinda Lezama. Ahora la derecha y los conservadores, en el que incluimos al PRI, le exigen la cabeza a AMLO de la Presidenta Municipal, puesta en bandeja de plata y con manzanitas alrededor. Pero ceder ese mérito al gobernador Carlos Joaquín González es por demás un juego fino en el ajedrez del lopezobradorismo. Y qué decir de la salida de Issac Janix, quien le pone presión al adiós de Lezama Espinosa. Muy interesante todo para cualquier viborita que se precie de serlo sin perder el asunto principal: la continua  matanza de mujeres en Quintana Roo.

* * *

“TODOS SE lavan las manos”, escribió una usuaria cancunense ayer en una de las redes sociales, este martes por la tarde, después de participar en la manifestación de las mujeres contra los feminicidios en Cancún. Ese “todos” resume la ambigüedad en que nos encontramos en la entidad. Un “todos” donde no hay responsables y un “todos” donde “todos” somos responsables. El asesinato de mujeres sucede desde hace mucho. Es un grave problema heredado, añejo, en el que “todos” somos responsables, pero para este caso ese “todos” se constriñe ya a un ámbito del poder porque no se podrá gobernar con las manos llenas de sangre. Bueno, sí se puede, pero no es ético ni seguir actuando con tanto cinismo.

@Nido_DeViboras

 

NIDO DE VÍBORAS