Una cena de moches y pleito de cantina

1068
Emilio Lozoya

 

  • En una cena en Houston, en la que Emilio Lozoya fue orador, se ventilaron diferencias en cuanto a falta de pagos de sobornos en caso Odebrech.
ROBERTO ZAMARRIPA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Emilio Lozoya Austin, impecable, de traje negro, camisa blanca y corbata roja, era el orador central de la CERAweek 2014, una conferencia anual que reúne en Houston, Texas, a los más granado de ejecutivos y analistas de la industria energética del mundo.

Inició su discurso en la cena de gala, aquel martes 4 de marzo de 2014, con una inusual deferencia: “Permítanme saludar con respeto a la delegación de funcionarios mexicanos que está aquí con nosotros; varios secretarios, pero en particular un número significativo de congresistas a quienes quiero agradecer no solo por su presencia sino por el tremendo apoyo que han dado al sector energético en México. Ellos fueron responsables para la aprobación de la reforma constitucional el pasado diciembre”.

Y efectivamente, en una de las mesas principales estaban muy orondos David Penchyna, senador hidalguense y presidente la Comisión de Energía junto con los panistas Francisco Domínguez, de Querétaro; Francisco Javier Cabeza de Vaca, de Tamaulipas; el michoacano Salvador Vega, conocido como “El Gallo”; Juan Bueno Torio, de Veracruz, junto con otros funcionarios de Pemex y ejecutivos internacionales que peleaban por estar ahí con esos héroes mexicanos.

Rechazan transas de ligados a Emilio Lozoya

Pocos sabían que en realidad varios senadores tenían otra cosa en la cabeza.

Tras el ovacionado discurso del funcionario mexicano y ya en la hora de los digestivos,

Francisco Domínguez, alterado, tomó una pequeña bandera mexicana que estaba en el centro de la mesa y la puso de cabeza con la amenaza de que así pondrían a Pemex si no les pagaban el dinero que les adeudaban por haber apoyado al gobierno en su reforma energética. Penchyna, trató de serenarlo a la vez que enderezó la banderita.

Domínguez arrebató el adorno y lo aventó contra Penchyna; gritándole que los habían traicionado al no pagarles y lo retó a golpes.

Froylán Gracia Galicia, brazo derecho de Lozoya en Pemex, y testigo del hecho, reseñó en su declaración ministerial ante la FGR rendida el pasado 9 de septiembre: “Esta situación generó conmoción y alteró a las personas extranjeras que estaban sentadas en la misma mesa porque no entendían este desplante”.

Te puede interesar: Rechazan transas de ligados a Emilio Lozoya