Operan con outsourcing 60% de hoteles en Quintana Roo

600

 

  • Luisa María Alcalde afirma que el estado es ejemplo nacional en esta ilegalidad, pues uno de cada cuatro trabajadores está contratado vía outsourcing.
DALILA ESCOBAR

CIUDAD DE MÉXICO.- En Quintana Roo uno de cada cuatro trabajadores está contratado bajo el esquema del outsourcing, una práctica ilegal que se aplica en más del 60 por ciento de los hoteles, afirmó la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján.

Abordada fuera de Palacio Nacional, la funcionaria aseguró que el turismo y la manufactura son los dos sectores del mercado con mayor presencia de esta figura de subcontratación y Quintana Roo sobresale entre los principales destinos donde opera esta práctica ilegal, al grado que sirvió como ejemplo nacional.

Alcalde Luján expuso que esas cifras podrían ser aún más altas.

Presentan reforma vs. outsourcing ilegal; exhiben a hotelero en Cancún

“Una de las problemáticas es que no se tiene la suficiente información o documentos que permitan saber la magnitud del problema, pero la gran mayoría de los hoteles tienen este comportamiento”.

De acuerdo con la iniciativa enviada por el Ejecutivo Federal a la Cámara de Diputados para regular las outsourcing, la cual esperan entre en vigor el 1 de enero de 2021, se contempla la prisión preventiva oficiosa, lo que podría agravar la sanción de detectarse la complicidad de más de tres infractores que funcionen como subcontratistas; en ambos casos no se tendrá derecho a fianza.

En el supuesto de que empresas o personas recurran a estos esquemas ilegales, implicará una acción que será perseguida penalmente por la comisión de delitos fiscales calificados que atentan contra la seguridad de la Nación, siempre que no acudan a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a regularizar su condición fiscal dentro de los plazos que señala la propia Secretaría.

Para quienes incurran en esta práctica ilegal habrá tanto sanciones administrativas, que podrían derivar en la suspensión de establecimientos, como económicas, superiores a los 4.3 millones de pesos a quienes subcontraten personal o multa de hasta 150 mil pesos si las empresas se atrasan en la información y documentación sobre las contrataciones.

“Habrá un proceso en el cual las empresas tengan que regresar a sus nóminas como reconocimiento de lo que son: los empleadores y que asuman la responsabilidad de sus trabajadores. Los datos oficiales hablan de que cerca de 4 millones 600 mil trabajadores están en este tipo de esquemas, de los cuales cerca de 3.9 millones (están) en esquemas muy agresivos de subcontratación”, explicó la funcionaria.

Durante la pandemia de Covid-19 el Gobierno Federal observó más movimientos irregulares

“Los principales empresas que dieron de baja en el primer momento y vaciaron sus nóminas, fueron empresas de subcontratación y muchas de ellas en Quintana Roo, vinculadas con el sector hotelero y turístico”, aseguró.

“Hay muchos hoteles que no tienen trabajadores registrados ni contratados por los propios hoteles, sino que utilizan el esquema de subcontratación, donde hay diversas empresas, muchas de ellas fachada, que se crean y se desaparecen de manera cíclica y estas empresas se utilizan para evadir las responsabilidades laborales”, enfatizó.

La caída del empleo en el estado fue pieza clave para detectar estas prácticas irregulares.

“En diciembre estas caídas bruscas son el esquema de subcontratación, despiden a los trabajadores en diciembre y luego los vuelven a contratar a finales de enero o principios de febrero”.

Por lo mismo, alertó sobre el perjuicio a los trabajadores en torno a la antigüedad, con no pagar vacaciones, ni prestaciones laborales.

“Es un esquema del cual se ha abusado muchísimo y afecta a los trabajadores, a la hacienda pública y a las instituciones de seguridad social”.

En conferencia en Palacio Nacional, Alcalde expuso como ejemplo un caso en la entidad:

“Acudimos a un hotel en Cancún, en Quintana Roo, ahí encontramos 802 trabajadores; de ellos, únicamente dos eran o estaban reconocidos como trabajadores del hotel, operaban 14 empresas subcontratistas pagadoras, en las cuales se distribuían el resto”.

La secretaria del Trabajo detalló que de los 800 trabajadores con subcontratación, 40 trabajadores no estaban registrados en el Seguro Social, trabajaban en la informalidad; 762 trabajadores estaban registrados con salarios mínimos falsos.

“Ninguno de los trabajadores conocía ni reconocía a las empresas que les pagaban y todos estaban obligados a contratar cada tres meses con distintas empresas subcontratistas o empresas pagadoras”, indicó.

Te puede interesar: Presentan reforma vs. outsourcing ilegal; exhiben a hotelero en Cancún