Decora la Navidad y levanta tu ánimo

328
Decora la Navidad y levanta tu ánimo

 

  • Decorar tu casa para la Navidad te ayudará a mejorar tu ánimo ante situaciones adversas como la pandemia por el Covid-19 que se vive actualmente.
DALIA GUTIÉRREZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras haber enfrentado la muerte de un familiar hace un año, Laura Cantú esperaba con emoción la Navidad del 2020 para decorar su casa con un gran pino, luces y esferas de colores. No se imaginaba que la pandemia del Covid-19 le robaría toda su motivación.

“El año pasado no puse pino porque tuve un hermano que falleció y no traía ánimos. Entonces dije: ‘el próximo año lo pongo'”, cuenta Laura.

“Ahora con la pandemia, no hay esa alegría. Cada vez te enteras de más gente que se pone mal y esas situaciones como que no me alientan a decorar”.

Con sello de James Bond

La muerte de seres queridos, el temor a contagiarse, el encierro prolongado, las restricciones sanitarias y la incertidumbre del futuro están provocando que muchos pierdan los ánimos de adornar sus hogares en esta época navideña o se pregunten si vale la pena hacerlo.

Aunque esta festividad puede tener diversos significados para las personas, el ritual de decoración está relacionado con la ilusión de reunirse con la familia para celebrar, algo que este año no será posible de la forma acostumbrada.

“Es de esperarse que ante esta situación tan desconcertante, tan incierta, nos lleve a todas las personas a dudar o a cuestionar las costumbres que teníamos en torno a la Navidad”, señala Sanjuana Gómez, profesora de la Escuela de Psicología de la UDEM.

“Uno podría sentirse triste o desanimado porque no están las personas, en caso de que hayan muerto, o porque no pueden venir a visitarnos familiares de otras ciudades o de otros países”.

¿Para qué poner un árbol de Navidad, si no será posible recibir a los seres queridos de forma física? De acuerdo con especialistas, hacerlo podría contribuir a mejorar el bienestar y desarrollar la resiliencia.

Crear una intención

Cuando sus primeros clientes comenzaron a buscarla, Liz González se sorprendió. Estaba segura de que este año pocos se animarían a contratar sus servicios como decoradora de árboles de Navidad.

Empezó a adornar las primeras casas a principios de este mes y mientras lo hacía, notó cambios positivos en su estado de ánimo.

“Me ha ayudado a motivarme mucho”, cuenta la decoradora. “Te llena, te estimula, te alegra, te cambia todo el sentimiento que hemos tenido durante estos ocho meses de encierro, de estrés y de preocupaciones”.

También recibió comentarios similares de las familias a quienes ha brindado su servicio. Ver su hogar con el espíritu navideño les dio alegría.

Colocar adornos navideños pudiera ayudar a una persona a sentirse mejor, explica la psicóloga Michelle Salinas. Sin embargo, no son los objetos en sí los que generan ese efecto, sino la intención que crea la persona en torno a ellos.

“Los arreglos navideños son recordatorios. A corto plazo nos pudieran dar una alegría o satisfacción, pero lo que va a persistir más es cómo los interpretemos”, indica la directora del Centro de Psicología y Psicopedagogía Psicree.

“Si les pongo un sentido, una percepción, una intención, entonces el valor no lo da lo que está afuera, lo da lo que estoy interpretando y sintiendo dentro”.
De forma contraria, cuando se retiren los adornos o pasen días de verlos, el ánimo puede acabar.

Si se toma la decisión de decorar, recomienda hacerlo de una forma que genere tranquilidad, en vez de estrés.

Adaptarse al cambio

Una de las principales razones por las cuales las personas podrían sentirse sin ánimos para decorar sus hogares es la desilusión de que este año los festejos no podrán conmemorarse de la forma tradicional, señala David Guerra, psicólogo clínico de la Universidad TecMilenio.
Pero esta situación es una gran oportunidad para desarrollar la resiliencia, que es la capacidad de adaptarse a los cambios.

“Tenemos que aprender a adaptarnos a las circunstancias, que no siempre las cosas van a ser como estamos acostumbrados”, expresa.

“Podemos ser muy positivos y pensar, ‘quizás sea sólo este año que no voy a celebrar la Navidad como estaba acostumbrado’. No lo sabemos. Tenemos que habituarnos a esta nueva normalidad y precisamente también nuestras celebraciones se tendrán que adaptar a estas condiciones”.

En el hogar de Claudia Rendón, el espíritu navideño llegó esta semana. Hace unos días empezaron a colocar los adornos y se están preparando para vivir Navidad de forma diferente, pero con alegría.

Debido a dos diagnósticos de cáncer que ha enfrentado la familia en los últimos años, han aprendido a adaptarse para seguir adelante.

“Aunque hemos pasado por situaciones muy pesadas”, comenta la madre de familia, “en la Navidad tratamos de no andar ni tristes ni decir ‘hoy no pongo el pino’. Tratamos de ser fuertes”

En esta Navidad se requiere flexibilidad ante los cambios y hacer ajustes para adaptarse, de la misma forma que la educación y los trabajos se han adecuado a la contingencia, considera la psicóloga Gómez.

Su recomendación es desarrollar nuevas dinámicas o tradiciones de decoración y celebración dentro del núcleo familiar o a distancia.

“No significa que no va a haber Navidad”, subraya, “significa que la voy a celebrar diferente”.

Te puede interesar: Con sello de James Bond