Irrumpen y queman oficinas públicas en Benito Juárez

399

 

  • Jóvenes destrozaron oficinas de la dirección de Tránsito de Cancún, además que vandalizaron el Palacio Municipal y oficinas de FGE.
MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Jóvenes enardecidos por el asesinato de Bianca “Alexis” Lorenzana Alvarado y la posterior represión policiaca que disuadió la protesta de justicia, irrumpieron en la Fiscalía General de Justicia y encendieron fuego y destrozaron oficinas de la dirección de Tránsito de Cancún, además que vandalizaron el Palacio Municipal y la Fiscalía General del Estado.

Al grito de “Alexis escucha, esta es tu lucha”, decenas de manifestantes tomaron las principales avenidas para protestar por el feminicidio de la joven de 20 años, pero cegados por el enojo, vandalizaron fachadas con aerosoles, martillos, mobiliario urbano y objetos metálicos empleados como armas. La violencia escaló cuando de manera violenta trataron de ingresar a la Fiscalía General del Estado de la Zona Norte, cuyos agentes lo impidieron en una refriega de proyectiles en uno de los accesos que permanecía envuelto en llamas.

Los inmuebles que lograron contener la furia de los manifestantes fueron el Palacio Municipal y la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, a los que únicamente pintarrajearon fachadas y destrozaron lámparas y cámaras de vigilancia.

Dada la magnitud del vandalismo, la autoridad finalmente intervino y terminó con la irrupción en la Fiscalía y en las oficinas de Tránsito que fueron vulneradas, pero fue hasta que se reportaron llamas y daños cuantiosos al interior de instalaciones públicas. Los observadores de la Comisión Estatal de Derechos Humanos se mantuvieron en todo momento como meros espectadores para “reportar los hechos”.

La protesta inició en el Malecón Cancún pasadas las 14 horas de ayer, donde se concentraron unos 200 jóvenes en su mayoría mujeres acompañadas de algunos padres de familia. Caminaron hacia el Palacio Municipal y se detuvieron en la Glorieta del Ceviche. Fue en donde despacha la alcaldesa María Elena Hermelinda Lezama Espinosa en que se realizó una oración por “Alexis”. Después, se integraron otros contingentes y ya con una notoria presencia de varones explotó el vandalismo.

“Justicia Alexis” se leía en la base de la efigie de Benito Juárez, a cuyos pies se colocó una veintena de veladoras, pero que después la escultura fue bañada con pintura en aerosol.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La fachada y balcones del Palacio Municipal poco daño recibieron por la protección metálica con que se instaló en ventanas y puertas y que protegió el edificio como un búnker. Sin embargo, los rijosos destruyeron una caseta de vigilancia del estacionamiento y ventanas de las oficinas de Desarrollo Urbano y Ecología, entre los reclamos de algunas manifestantes que gritaban: “esas no, esas no”.

En el techo del Palacio Municipal, ocultos hasta que los manifestantes se retiraron, tres agentes de la policía municipal armados se mantuvieron expectantes sin intervenir, mientras que a dos calles de ahí, pertrechada en las oficinas de Siresol (organismo municipal responsable de la recoja de basura), permaneció la alcaldesa de Cancún, María Elena Hermelinda Lezama.

Al paso del contingente que por momento creció a unos 400 integrantes, quedaron mensajes escritos reclamando justicia para “Alexis” pero también para otras víctimas de la delincuencia, como Ingrid, Ruby y Wendy. “Ni una más”, “La policía no me cuida, me cuida mi familia”, “Si no hay justicia para el pueblo que no haya paz”, ¡Feminicidas!, ¡Mara renuncia”, “El Estado opresor es un macho violador” y “Somos noticia pero no descansaremos hasta ser historia”, fueron las consignas que lanzaron, entre muchas otros.

Los jóvenes ya enfilados hacia la Fiscalía General del Estado arremetieron también contra muros, vidrios y fachadas de la Secretaría de Seguridad Pública estatal y de Tránsito Municipal, donde a su paso dejaron cristales rotos y cámaras de videovigilancia. Nuevamente apareció el airado reclamo de algunas participantes hacia sus compañeros:  “Esas no, esas no”.

Los actos de vandalismo más intensos que se elevaron a violencia en la Av. Xcaret donde el contingente arremetió (durante un par de horas) contra la puerta de acceso de la Fiscalía.

Una y otra vez, usaron martillos, mazos, barretas, tubos y hasta rejas que se utilizan para contener manifestaciones. Igualmente, lanzaron piedras, botes metálicos y cualquier objeto improvisado como proyectil, como carros de autoservicio, letreros con señales de vialidad e incluso los “cocos” de una palmera que bajaron y lanzaron a las instalaciones públicas.

Dado que la puerta metálica no cedió, los rijosos hicieron un hueco en la pared y lograron abrir la puerta peatonal donde fueron recibidos con chorros de agua. Desde adentro se defendió el edificio público y se impidió el asalto, aunque se prendió fuego y hubo una refriega de proyectiles.

En las oficinas de Tránsito Municipal lograron abrir la puerta e igual que en la Fiscalía causaron destrozos, al romper vidrios y documentos, equipo de cómputo y mobiliario, además que prendieron fuego. En Tránsito despedazaron un cajero automático.

La protesta fue dispersada por los agentes que portaban escudos que entraron por la Av. Xcaret, lo que generó que los muchachos huyeran.

Te puede interesar: Integra Cdheqroo queja de oficio por represión policial