Aumenta por ‘Iota’ devastación en Centroamérica

700

 

  • Centroamérica afronta las consecuencias del paso de ‘Iota’, que aún como Tormenta Tropical puede producir efectos catastróficos en los próximos días.
STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- A menos de dos semanas del paso del huracán “Eta”, Centroamérica afronta las consecuencias del paso de “Iota”.

El Centro Nacional de Huracanes de EU (NHC, en inglés) informó que el fenómeno se degradó a tormenta tropical con vientos sostenidos de 95 kilómetros por hora, pero advirtió que puede producir efectos catastróficos en los próximos días.

“La situación se ve exacerbada por el hecho de que ‘Iota’ toca tierra casi en el mismo lugar donde lo hizo el huracán ‘Eta’ de categoría 4 hace menos de dos semanas (y que dejó más de un centenar de personas muertas)”, señaló.

Denuncian miles de abusos sexuales en Boy Scouts de EU

En Nicaragua, donde el lunes “Iota” tocó tierra como un huracán de categoría 4, se registraron al menos seis fallecidos, entre ellos, dos menores de edad, que, según la Vicepresidenta Rosario Murillo, perecieron en una comunidad rural del departamento de Carazo, en el Pacífico, cuando intentaron cruzar el río Solera, que se encuentra desbordado por las lluvias.

La Región Autónoma del Caribe Norte (RACN), por su parte, quedó incomunicada, sin servicios de energía eléctrica y telecomunicaciones, por lo que no se sabía el saldo de víctimas. Tampoco había acceso por la vía terrestre debido a daños en la infraestructura y crecidas de los ríos. La zona es la más pobre y vulnerable del país, donde, en su mayoría, viven indígenas misquitos y mayagnas.

Los vientos huracanados de “Iota” dejaron sin techo a algunos de los principales edificios de Bilwi -la principal ciudad de la RACN- donde se habían refugiado 38 mil de las 40 mil personas evacuadas en 250 albergues.

Uno de los edificios que quedó a la intemperie fue el Hospital Provisional de Bilwi, lo que obligó a las Fuerzas Armadas a trasladar a un lugar más seguro a los pacientes, así como al personal de salud.

Algunas viviendas que habían sido reparadas 13 días antes, tras el paso de “Eta”, fueron derribadas nuevamente. Sedes religiosas y escuelas que fungían como albergues también perdieron sus techos.

En Honduras, cerca de 40 mil personas fueron evacuadas en el departamento de Gracias a Dios, fronterizo con Nicaragua, debido a las inundaciones provocadas por los torrenciales aguaceros. También allí se reportó la muerte de una menor.

La vicepresidenta departamental, Mirna Wood, informó que aún falta mucha gente por desalojar en los municipios de Brus Laguna y Villeda Morales, y que muchos afectados fueron rescatados por autoridades nicaragüenses y llevados a ese país.

Comentó que los vientos levantaron los techos de varias viviendas y que hay al menos 40 casas destruidas en ese departamento, así como un buen número de personas golpeadas y heridas que tuvieron que ser llevadas a centros asistenciales.

En otras zonas de Honduras, las lluvias continuaban de forma intermitente y los ríos comenzaban a crecer, por lo que los Comités de Emergencia Locales empezaron a evacuar a los pobladores de las zonas consideradas de alto riesgo en las que se pueden reportar inundaciones y deslizamientos de tierra.

En la capital se evacuó de forma obligatoria a las colonias de las zonas altas y las que viven a la orilla de ríos.

“(Les pido) mantenerse en cadenas de oración en este momento por las miles de familias afectadas”, indicó el Presidente Juan Orlando Hernández.

Mientras que en Colombia, la isla de Providencia, en el mar Caribe, fue devastada casi en un 98 por ciento por el poderoso huracán, donde dejó al menos dos personas muertas y una desaparecida, según informó el Presidente Iván Duque.

“La isla fue destruida y fueron borradas todas las casas, ninguna casa quedó en pie, todo está destruido”, dijo Adrián Villamizar, pastor de la Iglesia Adventista que fue evacuado de la zona.

En la isla San Andrés, los organismos de socorro reportaron casas sin techo, árboles caídos, inundaciones de calles y bloqueos de vías.

“Este es el evento de huracanes más grave que ha vivido Colombia”, agregó Duque.
En Panamá también se reportó un fallecido.

Te puede interesar: Denuncian miles de abusos sexuales en Boy Scouts de EU