Financió a Mayakoba dinero del tráfico de influencias del Rey de España 

800
Mayakoba

 

  • Tráfico de influencias del Rey Juan Carlos I de España sirvió para adquirir terrenos en Playa del Carmen donde se edificó el complejo turístico Mayakoba.
ÉDGAR FÉLIX

CANCÚN, Q. ROO.- El fiscal suizo Yves Bertossa podría tener bajo la lupa una investigación de 4.7 millones de dólares que ingresaron a México vía la Fundación Zagatka, posiblemente producto del tráfico de influencias del Rey Juan Carlos I de España, para adquirir terrenos en Playa del Carmen donde se edificó el lujoso complejo turístico Mayakoba, según un reportaje publicado por el Okdiario, citando documentos judiciales.

Además de las indagatorias realizadas por la Fiscalía Anticorrupción de España, con base en los “Papeles del Paraíso”, las cuales siguen la ruta del dinero trazada por el empresario mexicano Allen Sanginés-Krause, quien habría sobornado al Rey Emérito Juan Carlos I de España, las autoridades suizas estarían siguiendo el entramado entre empresas europeas y mexicanas, como ASUR, el gigantesco operador de aeropuertos en Latinoamérica, cuyo dueño es Fernando Chico Pardo.

Esto a raíz de cómo se unificaron para comprar terrenos y construir el lujoso Mayakoba, el cual pertenecía a la empresa de Sanginés BK Partners, pero que cedió todos sus derechos a la acaudalada RLH desde marzo de este año.

Fue entonces cuando vendió 21.2 por ciento en RLH a CHAPF Holdings, un vehículo controlado por la familia mexicana encabezada por Fernando Chico Pardo, uno de los hombres más ricos de México y propietario de importantes desarrollos en el sector turístico. Su empresa ASUR es dueña del Aeropuerto Internacional de Cancún.

Estas informaciones que surgen con la desclasificación paulatina, desde hace un mes, de los Papeles del Paraíso y dadas a conocer por varios medios de comunicación españoles como El Mundo, El País, La Política Online, así como ingleses, alemanes y portugueses, muestran cómo grandes intereses internacionales se aliaron con empresas mexicanas para hacer negocios cuya legalidad está siendo cuestionada.

Hasta ahora la Fiscalía Anticorrupción de España indaga el tráfico de influencias, sobornos y dinero ilícito recibido por el rey emérito Juan Carlos I de parte del magnate mexicano Allen de Jesús Sanginés-Krause, dueño del exclusivo desarrollo turístico Mayakoba hasta marzo pasado, junto con su socio Jerónimo Bremer Villaseñor que lo prosiguió en la posesión.

Famoso por su lujo y tamaño, el hotel Mayakoba es un espectacular complejo de la Riviera Maya de Quintana Roo en el que se encuentran cuatro hoteles de la cadena Hyatt (Rosewood, Banyan, Fairmont y Andaz) más un espléndido campo de Golf llamado El Camaleón. Está ubicado en la entrada norte de la cabecera municipal de Solidaridad, Playa del Carmen.

Este enorme resort de la Riviera Maya une los nombres de Juan Miguel Villar Mir y Allen Sanginés-Krause, dos empresarios amigos del rey emérito Juan Carlos I de España. Este complejo turístico conocido como el Mayakoba, es un lujoso recinto en el paradisiaco caribe mexicano que OHL desarrolló en 2005 y que vendió en 2016 a la empresa RLH Properties, entonces controlada por el fondo de inversión BK Partners.

El mexicano Sanginés-Krause es socio de BK Partners, mientras que Villar Mir controló OHL hasta mayo, cuando los hermanos Amodio se convirtieron en los socios de referencia de la constructora. Actualmente, los Amodio tienen un 25 por ciento de OHL, mientras que un 14.6 por ciento es de Villar Mir.

Te puede interesar: Destapan en España corrupción de Mayakoba