NIDO DE VÍBORAS

557
Nido de Víboras

 

Por KUKULKÁN

DESDE LA cárcel, Rodrigo Domenzain Martínez, sigue convocando a “invertir” en la producción de marihuana aprovechando la gran posibilidad de que este 15 de diciembre, a más tardar, se apruebe el dictamen en la Cámara de Diputados para comercializar con la “yerba alegre” en México.

Desde su cuenta de Twitter (@ro_domenzain) envía invitaciones para consultar su propuesta a invertir en la criptomoneda “agrocoin y su blockchain”, pero ambas herramientas están fuera de línea. Lo más lamentable es que la policía cibernética no detecte estos fraudes por falta de capacidad tecnológica y conocimientos.

LA CRIPTO moneda aparece aún en sitios como “existente” porque no ha sido actualizada la base de datos y el blockchain que ofrece no existe, según lo han comentado varios desarrolladores de esta compleja tecnología de código abierto. Inclusive, en las listas de opiniones Rodrigo Domenzain es acusado de engañar vilmente al ofrecer estos servicios que no existen. Hace un año fue consignado por hacerse de la vista gorda con 400 millones de pesos que logró amasar con “inversionistas” ofreciéndoles su participación en esta moneda digital “orgullosamente quintanarroense” y hoy convoca ya a un festival en Isla Mujeres para “festejar”, intercambiar contactos y “hacer negocios” con las nuevas autorizaciones para comercializar con marihuana.

OJALÁ LA policía cibernética o las autoridades competentes pongan fin a estos fraudes hechos desde las mazmorras. Basta con subir un proyecto a algún sitio, darle una presentación muy llamativa y capturar incautos. Pero si se investiga un poco sobre la existencia del blockchain, tecnología que debería sustentar esta cripto que llegó a recibir cerca de 3 millones 800 mil dólares el año pasado, descubrimos que es inexistente. Es como aquel bandido que vendió el reloj de la plaza principal del pueblo y hubo varios que le creyeron. Aquí le seguiremos dando seguimiento a este bochornoso asunto que deja con muy mala imagen a Quintana Roo.

* * *

MUY LENTAMENTE se percibe ya la recuperación económica de Quintana Roo. Los hoteles, restaurantes, cafeterías, calles, negocios, vuelven a la vida productiva, todavía a menos de la mitad en capacidad, pero los ánimos se sienten más positivos y no la desolación de hace algunos meses. Hay mayor circulante en la sociedad y una “normalización” cautelosa. Pasar el examen de atención médica con casi 2 mil muertes es un gran logro, y excepcional a nivel nacional por la buena aplicación de los protocolos de desinfección en hoteles y demás lugares de servicios turísticos. Llegar al octavo mes de la epidemia en estas condiciones, con este virus despiadado que arrasa países enteros como Alemania y en otras partes mundo, es ejemplar para las autoridades sanitarias locales.

* * *

LA ESTRATEGIA de tener todavía en espera la circulación y arribo de cruceros en Cozumel es una medida para tomarse en cuenta. Desde marzo se demostró lo frágil que resulta para la salud viajar en estas enormes moles marítimas por los graves problemas de infecciones masivas que observamos, en el mar asiático, cuando todo comenzó. En agosto pasado, incluso, algunos funcionarios estatales y federales habían manifestado que pronto arribarían estas embarcaciones y se reabrirían los embarques, pero qué bien que les llegó la cordura para no precipitarse con medidas que aún deben ser restringidas por los altos índices de propagación. A esta industria le falta mucho para regresar a la reactivación.

@Nido_DeViboras

NIDO DE VÍBORAS