¿La precuela que merecía Zelda?

897
Zelda

 

  • Hyrule Warriors: Age of Calamity funciona como la precuela de The Legend of Zelda: Breath of the Wild, ¿era lo que esperábamos?

STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La precuela de The Legend of Zelda: Breath of the Wild tiene una jugabilidad distinta a la saga principal. No se sacrificará la calidad y esencia que caracterizan a la famosa franquicia de Nintendo.

El pasado 8 de septiembre ocurrió algo realmente inesperado. Eiji Aonuma, productor de la serie Zelda, y Yosuke Hayashi, productor de Koei Tecmo Games, presentaron en un tráiler especial a Hyrule Warriors: Age of Calamity, un juego con estilo de Musou que funcionaría como una precuela de The Legend of Zelda: Breath of the Wild.

La noticia fue bien recibida por los fans. Nintendo no ha revelado muchos detalles sobre la secuela directa del juego que fue lanzado hace tres años, cuando la Nintendo Switch debutó. Un nuevo juego basado en la historia principal serviría para apaciguar las ansias de la espera.

Y los resultados ya se ven, pues Koei Tecmo confirmó a la revista Famitsu que Hyrule Warriors: Age of Calamity vendió más de 3 millones de copias en todo el mundo durante el fin de semana de su lanzamiento, lo que lo convierte en el juego Musou mejor vendido durante este lapso de tiempo.

¿De qué va?

La historia del juego se desarrolla 100 años antes de los acontecimientos de TLoZ: Breath of the Wild, cuando Link es asignado como el guardia personal de la princesa Zelda; mientras recorren cuatro regiones para buscar el apoyo de los campeones que los ayudarán a combatir las fuerzas siniestras de Ganon, un temible enemigo.

En el camino, Link y Zelda enfrentarán a rostros conocidos y descubrirán nuevas amenazas, mientras fortalecen sus lazos con los aliados que lucharán codo a codo con ellos, hasta el final.

Desesperados, los héroes harán todo lo que esté a su alcance para evitar un destino fatal, causado por una gran calamidad que se avecina.

¿Cómo se juega?

Si no conoces los juegos de estilo Musou entonces debo decirte que así se le conoce a la serie “Warriors” de Koei Tecmo. Este tipo de juegos se caracterizan por enfrentarte a cientos de enemigos en tu paso mientras debes cumplir los objetivos que se presentan durante tus misiones.

El mapa es una parte esencial, pues conforme se desarrolla tu misión ocurren varios acontecimientos, por ejemplo, pueden surgir enemigos que atacan a tus aliados, así que debes acudir a su auxilio antes de que los orillen a retirarse, o en ocasiones desbloqueas los caminos para que puedas progresar.

Al recorrer los escenarios verás que hay puntos de control que dominan tus aliados o los enemigos. Para controlar estas bases, debes imponer tu fuerza al eliminar a los adversarios que ahí se encuentren. Si vas a conquistar esa zona, entonces muy pronto encontrarás a alguna criatura que la dirige. Luego de derrotarla, unos aliados se colocarán ahí para mejorar tu presencia en el campo de batalla.

Cuando termina una pelea, los enemigos suelen arrojar objetos, en ocasiones son restos de sus cuerpos, o también pueden aparecer cofres que debes abrir para descubrir recompensas más valiosas.

Los recursos que recoges son importantes, ya que en todo el reino de Hyrule hay peticiones esparcidas, en las que los aldeanos te solicitan suministros para lograr alguna tarea.

Cuando cumples con sus solicitudes, ellos te recompensan al incrementar tu barra de vida con un corazón adicional. Fortalecer tus ataques al añadir un movimiento a tus combos.

Como te imaginarás, las peleas son el pan de cada día en estos juegos. Además de Link y Zelda, Hyrule Warriors te otorgará el control de una joven consejera sheikah llamada Impa, además de los cuatro campeones: Revali, el guerrero orni; Mipha, princesa de los zora; Urbosa, la matriarca de las gerudo; y Daruk, el campeón de los goron.

Cada uno de los personajes jugables tiene diferentes formas de conectar sus ataques. Mientras que Link usa espadas, lanzas o mazos como armas principales, Revali tiene un arco, Zelda usa la tableta sheika, Urbosa controla rayos eléctricos, Daruk levanta la tierra y activa el magma y Mipha usa poderes acuáticos.

Tanto los personajes como los artículos de su arsenal tienen niveles, los cuales se elevan al terminar las misiones, o bien al invertir rupias con los herreros para que fusionen y fortalezcan las armas, o en el campo de adiestramiento, para que los guerreros suban de nivel rápidamente.

Ataques…

Además de todos los ataques, que pueden ser normales o fuertes, cada uno de los personajes posee una acción exclusiva, que se puede activar para concluir cada combo con mayor fuerza.

Al pelear también tienes una barra dorada que se rellena conforme derrotas a enemigos. Una vez que está completa, puedes desatar un potente ataque especial.

Si conoces los juegos Musou, podrás percatarte que todo lo que he explicado son las mecánicas que caracterizan a estos juegos. Las modificaciones que hay en Hyrule Warriors: Age of Calamity provienen de las mecánicas que se presentaron en Breath of the Wild, por ejemplo, luego de esquivar un ataque en el último momento, puedes realizar una serie de ataques rápidos y continuos.

Normalmente, luego de que un enemigo usa ataques fuertes, se muestra temporalmente un indicador de punto débil, que debes vaciar al debilitarlo. Una vez que no queda nada de este indicador, entonces podrás usar un ataque demoledor para rematar a tus adversarios, y de paso a los que se encuentren cerca.

Pero el juego no te limita a eso, también puedes utilizar los módulos de la tableta sheikah, como en Breath of the Wild, para arrojar bombas remotas; para detener a los enemigos momentáneamente con “Inmóvilis” y golpearlos hasta que recuperen movilidad; para controlar objetos metálicos con “Magnesis”; o bien para crear un bloque de hielo con “Crionis”. Estos poderes adicionales toman un tiempo en reactivarse.

El juego te da muchísima opciones para combatir con tu mejor estilo. Durante las misiones podrás cambiar al personaje que controlas, luego de asignar a los compañeros que irán contigo en la misión.

Mientras controlas a uno de ellos, puedes ordenarle al resto que se dirijan a alguna zona para que sean más eficientes y aumenten sus posibilidades de ganar. Este punto es muy importante, sobre todo por las misiones en las que te limitan el tiempo para cumplir los objetivos. Entonces, irremediablemente, tendrás que dominar a al menos tres personajes.

Para lograrlo, en el mapa del juego también hay retos para cada uno de los héroes. En ellos te enfrentarás a misiones de entrenamiento para que domines sus habilidades.

Y si se te complican mucho las cosas, puedes activar el modo cooperativo para que un amigo o familiar te ayude a controlar a otro personaje, con la pantalla dividida horizontalmente.

¡Lo mejor!

¡Al fin podemos vivir en carne propia lo que ocurrió hace 100 años! Si no has jugado Breath of the Wild, no te daré ningún spoiler, solo te diré que muchos acontecimientos importantes ocurrieron cuando el Calamidad azotó al reino de Hyrule.

Lo mejor de todo es que se mantuvo el doblaje en español latino, con grandes actuaciones en cada uno de los personajes. Sigue sin convencerme tanto la voz de Zelda, pero su interpretación me agradó más que en Breath of the Wild.

Así, luego de derrotar a cientos de enemigos, el juego te recompensa con animaciones cinemáticas que te mostrarán más de la historia, con el mismo nivel de calidad que apreciamos en Breath of the Wild.

Lo menos cool…

Hay muchas pantallas de carga y demoran bastante tiempo. Esto te interrumpe constantemente la jugabilidad, puede llegar a parecer monótona luego de un par de horas de enfrentar a enemigos.

Por otro lado, aunque las animaciones de los ataques especiales son increíbles, hay momentos en los que es tanta la destrucción que se aprecia en pantalla, que por breves lapsos de tiempo que le cuesta un poquito de trabajo a la Nintendo Switch entregar imágenes fluidas.

Esto es aún más constante al compartir la aventura en el modo multijugador. Este modo de juego tampoco me convenció mucho. La visibilidad de lo que ocurre se limita al partir la pantalla horizontalmente, sobre todo al enfrentar a grandes enemigos.

Lo que hizo falta…

Aunque es una precuela que profundiza más en los acontecimientos de la historia. Nos muestra nuevos personajes, enemigos y otras cosas de las que no teníamos idea.

Creo que el juego genera más dudas que respuestas en cuanto a la historia.

Por otro lado, las peleas contra los jefes y los momentos en los que controlas a las bestias divinas, unas poderosas e imponentes máquinas ancestrales, me quedaron a deber.

Pensé que serían momentos mucho más épicos. No lo fueron tanto debido al incómodo manejo de la cámara, un aspecto que le faltó pulir a los desarrolladores.

¿Debería comprarlo?

Si eres seguidor de la franquicia y esperas Breath of the Wild 2, entonces Hyrule Warriors: Age of Calamity es un juego que no te puede faltar. Las escenas cinemáticas te emocionarán y conmoverán mucho. La jugabilidad te da varias alternativas para experimentar con la variedad de los personajes que conforman su repertorio y las habilidades que poseen.

Sin duda alguna, es un buen juego con el que Nintendo cerrará el año.

Eso sí, mi recomendación es ser un poco envidioso. Disfruta por completo el juego por tu cuenta y luego comparte las misiones más importantes o divertidas en el modo cooperativo. De lo contrario, la calidad de la imagen al jugar puede que no cumpla con tus expectativas.

Hyrule Warriors: Age of Calamity
  • Desarrollador: KOEI TECMO GAMES
  • Distribuidor: Nintendo
  • Desde $1,450 en línea
  • Clasificación: T
  • Calificación: 4.5/5 estrellas

Te puede interesar: Habrá Deadpool 3 pero con un cambio