Dan autorización ambiental para tramos de Tren Maya

696
Tren Maya

 

  • Fonatur obtuvo la autorización de la Manifestación de Impacto Ambiental para la construcción de los tres primeros tramos del Tren Maya.
AZUCENA VÁSQUEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Fonatur informó que obtuvo la autorización de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) para la construcción de los tres primeros tramos del Tren Maya, así como el cumplimiento de las medidas de mitigación y compensación.

Con esto, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autoriza todas las obras del proyecto Tren Maya en su primera fase, que comprende de Palenque, Chiapas, hasta Izamal, Yucatán, correspondientes a los tramos 1, 2 y 3, señaló en un comunicado.

“Este proceso sienta un precedente al ser el resolutivo más extenso en la historia de México para una MIA evaluada, el cual refleja la magnitud e importancia del proyecto, así como el compromiso con la salvaguarda del medio ambiente del sureste y de la legislación ambiental”, aseveró.

Cambiará Tren Maya vida del sureste

El 16 de junio pasado, Fonatur ingresó la MIA en su modalidad regional para la construcción y operación de la vía férrea y obras asociadas del proyecto de la ruta que corresponden a los primeros tres tramos.

A partir del ingreso de la MIA, hubo una etapa de observaciones por parte de Semarnat, mismas que fueron aclaradas en su totalidad y dieron pie a la emisión de un resolutivo positivo donde se contemplan medidas de prevención, mitigación y compensación con un gran alcance socioambiental y territorial, mismas que las empresas constructoras están obligadas a cumplir, explicó.

Con este resolutivo, toda la obra en los tres primeros tramos entre Palenque e Izamal será acompañada de las medidas obligadas por la autoridad ambiental.

Fonatur agregó que todas las obras del Tren Maya cuentan con los permisos correspondientes.

“Las MIA para obra nueva en los demás tramos se encuentran en integración para su próxima presentación ante la Semarnat”, mencionó.

Aseguró que un equipo de expertos ambientales de Fonatur trabaja para identificar, mitigar y controlar cualquier posible impacto del proyecto.

Por ejemplo, a los árboles afectados se les reforestará en una relación de 1 a 16, señaló.

Asimismo, comentó que el cambio de uso de suelo en cerca de 800.9 hectáreas no necesariamente implica la remoción del arbolado ahí presente.

Añadió que para evaluar y determinar los impactos en esas áreas forestales, se lleva a cabo la aplicación del instrumento técnico y legal denominado como Estudio Técnico Justificativo.

Este estudio está en proceso de elaboración por parte del equipo experto en materia forestal de Fonatur Tren Maya que permitirá conocer a detalle la afectación cualitativa y cuantitativa sobre los recursos florísticos y forestales, añadió.

Te puede interesar: Cambiará Tren Maya vida del sureste