Emplazan a huelga, ya tienen reemplazo

1688
huelga

 

  • Trabajadores de Intelligencia México emplazaron a huelga por incumplimiento de pagos y prestaciones laborales; alcaldesa reemplaza a la empresa.

MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN.- A pesar de los números rojos que ahogan las finanzas municipales, la alcaldesa María Elena Hermelinda Lezama Espinosa creó un sistema paralelo de recolección y procesamiento de basura.

Antes que enfrentar a los concesionarios “Intelligencia México” y “Promotora Inmobiliaria Majahual”, vinculados a las empresas Meta Medios y SIPSE, respectivamente, el gobierno municipal no sólo entregó el servicio de la recolecta de basura a la compañía neolonesa Red Ambiental Servicios de S.A. de C.V. sino también la operación de un relleno sanitario, pues el actual está convertido en un tiradero a cielo abierto.

De esta manera, a partir del próximo 15 de diciembre la nueva empresa comenzará a operar la recolecta y disposición final de los desechos, con una flotilla de 60 camiones compactadores, que arribaron este fin de semana para entrar en operación justo cuando los trabajadores de la anterior empresa emplazaron a huelga por incumplimiento de pagos salariales y prestaciones laborales, lo que causaría una nueva crisis de la basura rebosando sobre calles y avenidas principales.

Lejos de promover juicios de lesividad para cancelar contratos por los servicios deficientes y sancionar económicamente a las empresas, el municipio pretendió que el Congreso del Estado se pronunciara por la cancelación del contrato pero sin ninguna amonestación para las responsables; por el contrario, se intentó indemnizar a Intelligencia México con casi 600 millones de pesos, según la métrica del contrato, pero los diputados destaparon las aviesas pretensiones.

Como el servicio de la recoja de basura no puede esperar a que se solucione el conflicto legal de fondo, el plan B del ayuntamiento fue crear una estructura paralela de recoja y procesamiento de basura con contratos directos y sumidos en la opacidad.

El primero incluye la operación de flamantes camiones pintados en blanco que lucen un gran escudo de armas del Municipio Benito Juárez por ambos costados de la caja compactadora, flanqueados por dos líneas sólidas escarlatas y verde en la parte posterior.

Como lo adelantó Luces del Siglo, las unidades pertenecen a Red Ambiental cuyo emblema está impreso en ambas puertas. Las unidades arribaron a este destino por la carretera 307 para ser trasladadas al patio de encierro en la Av. López Portillo, frente a lo que fue Plaza 21. En ese mismo sitio fueron trasladados también cinco camiones pintados de verde, que resguardaba la actual concesionaria en la Región 103. La segunda etapa del acuerdo consistirá en intervenir el relleno sanitario. Como parte del proceso los empleados de las concesionarias podrían ser recontratados.

La empresa Intelligencia México, S.A. de C.V. (encargada de la recolecta) goza de un contrato que pertenecía a la empresa regiomontana Proactiva Medio Ambiente SETASA, S.A. de C.V., pero mediante un proceso legal amañado terminó en sus manos casi al concluir la gestión de Remberto Estrada Barba (2016 y 2018). El Congreso del Estado de Quintana Roo ha encontrado anomalías entre lo que aprobó el municipio y la XV Legislatura local, lo cual está siendo investigado.

La concesión del procesamiento de basura se otorgó a Promotora Inmobiliaria Majahual, S.A. de C.V. (PIMSA) por un plazo de 20 años que concluirá en 2033. Fue resultado del proceso de licitación MBJ-01/2013, en el que también concursaron Ingeniería en Costos, S.A. de C.V. y Deco Electromecánica del Carmen, S.A. de C.V.; la primera, abandonó el proceso y la segunda fue descalificada.

En el acta del Comité Dictaminador de la 43 Sesión Extraordinaria del Cabildo el 27 de marzo de 2013, se estableció que la concesionaria obtendría una contraprestación de 177.54 pesos brutos por tonelada de basura procesada. A la fecha cobra alrededor de siete millones de pesos mensuales por recibir, separar y valorizar; lo que incluye la comercialización, compactación, traslado a la celda, estiba, conformación y cobertura de los residuos sólidos urbanos confinados).

Fue la misma empresa que se comprometió a construir una nave industrial techada, área de tiro, instalación de dos líneas de separación, bandas de alimentación, criba rotatoria, banda de selección y sistemas de compactación.

Pero a menos de la mitad del plazo de la concesión, imágenes revelan la forma en que se apilan los desechos a cielo abierto en el llamado Centro Integral de Residuos Sólidos donde se procesan desperdicios de Cancún e Isla Mujeres, sin control sanitario ni de los lixiviados.

Quintana Roo ocupa el lugar 24 nacional como generador de residuos sólidos con mil 546 toneladas diarias. La ciudad de Cancún aporta mil 349 toneladas, de las cuales mil llegan al sitio de disposición final.

Te puede interesar: Evade Mara Lezama resolver conflicto por basura