Atrasa al sureste el mal transporte 

587
sureste

 

  • Programa de Fonatur advierte que mientras continúe el actual transporte se dificultará la distribución económica del sureste.
ÉDGAR FÉLIX

CANCÚN, Q. ROO.- El programa institucional 2020-2024 del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), recientemente publicado, advierte que mientras continúe el actual transporte en la Península de Yucatán la lejanía entre los centros urbanos dificultará la correcta distribución de la actividad económica y perpetuará la existencia desigual de crecimiento económico en el sureste, ya que 83 por ciento del beneficio económico del turismo se concentra en la Riviera Maya y Cancún.

El eje principal que destaca el Fonatur en el proyecto sexenal es la construcción del Tren Maya para potenciar la zona del sureste pero, por ejemplo, la velocidad promedio de quienes transitan por los seis mil kilómetros de carreteras del sureste del país es de apenas 62 kilómetros por hora, muy deficiente para ofrecer servicios de calidad a visitantes y potenciar la producción de cualquier actividad dentro de la zona.

“La falta de conectividad y la ausencia de alternativas de transporte eficiente en la región sureste del país impide la integración de la población a la actividad económica en los centros urbanos; el acceso de los habitantes a empleos mejor remunerados; la consolidación de cadenas productivas; y la creación de oportunidades para los negocios locales de expandir sus mercados, entre otros factores de desigualdad”, precisa el documento institucional del Gobierno de México.

La falta de desarrollo en los estados de Chiapas, Tabasco y Campeche se percibe también en las deficientes posibilidades de comunicación. A causa del estado físico en que se encuentra la red carretera y la falta de mantenimiento de ésta, conlleva que deba ser transitada a bajas velocidades. Además, los centros urbanos se encuentran retirados de las demás localidades, lo que dificulta el traslado de personas y mercancías de las comunidades a las ciudades, concluye el análisis gubernamental del Fonatur.

El sureste cuenta con 6 mil 34 kilómetros de red carretera federal, de las cuales, cuatro son las vías principales que comunican a esa región con el resto de la República. La mayor parte de los caminos cuentan con un carril con una media de 62 kilómetros por hora de velocidad para automóviles y sólo los corredores Tulum-Cancún, Cancún-Mérida y Mérida-Campeche son carreteras de tres carriles que permiten velocidades promedio de 100 kilómetros por hora.

En este sentido, se aprecia que los centros urbanos principales en Campeche, Mérida, Cancún y Chetumal se localizan a distancias promedio de 320 kilómetros entre ellas; mientras que en el centro de la República se observa una mayor cercanía entre las poblaciones, de aproximadamente 92 kilómetros.

A esto se suma la empobrecida oferta de servicios de transporte de pasajeros que se conforma por autotransporte interurbano o autobuses foráneos con servicios de primera y segunda clase; servicios de transporte colectivo y de transporte turístico.

La región sureste cuenta con una extensa oferta de atractivos turísticos como playas de agua cristalina, zonas arqueológicas (algunas de ellas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO), cenotes, ríos subterráneos, pueblos mágicos, destinos culturales, entre otros, asegura el plan de desarrollo de Fonatur.

Cada año, el sureste mexicano recibe a más de 17 millones de turistas, generando una importante derrama económica y creando fuentes de empleo formales que impulsan el desarrollo de esa región.

Sin embargo, a pesar de que diversas localidades de la península cuentan con atractivos turísticos no desarrollan plenamente su potencial, entre otras razones, por la falta de conectividad para acceder a ellas.

Por lo tanto, el 83 por ciento de los turistas limitan su estancia al estado de Quintana Roo, y dentro de ese estado, la gran mayoría se concentra en los destinos de Cancún y la Riviera Maya.