Tradición artesanal

560
Tradición

 

  • La tradición no la pudo apagar la contingencia por Covid-19, desde hace más de 100 años se fabrican esferas a mano en Chignahuapan, municipio ubicado en Puebla.
STAFF / AGENCIA REFORMA

CHIGNAHUAPAN, PUEBLA.- La tradición no se apaga ni con la contingencia por Covid-19.
Desde hace más de 100 años se fabrican esferas a mano en este municipio poblano, que ha convertido al lugar en una tradición.

Chignahuapan es una ciudad ubicada en la parte norte del estado de Puebla. Su nombre proviene de las palabras en náhuatl chicnahui, que significa «nueve»; atl, que significa «agua»; y el sufijo pan, que significa «sobre», «en». En conjunto quiere decir «sobre las nueve aguas».

Diseños navideños y cientos de figuras son plasmados en estas esferas que se distribuyen en todo el País.

A pesar de que este año por la contingencia sanitaria se canceló la Feria de la Esfera, la producción no se ha detenido.

Con todas las medidas sanitarias, los artesanos elaboran las esferas manteniendo la sana distancia, usando cubrebocas y gel antibacterial.

Los productores confiaron en que la población siga comprando sus esferas que van desde las clásicas redondas hasta figuras como renos, pingüinos osos y hasta centros de mesa.

Chignahuapan produce miles de esferas navideñas cada año. Más de 200 fábricas y talleres alimentan a este pueblo, que contagia el colorido de las esferas y otros adornos festivos a sus fachadas.

Las principales calles comerciales de Chignahuapan están dedicadas a la venta de esferas y otros ornamentos de Navidad, la principal industria local.

Te puede interesar: ¿Su cartita? Cirugía para su hermanita