Atenderá ley de salud tendencias al suicidio

369
Atenderá ley de salud tendencias al suicidio

 

  • Dará Sector Salud con la recién aprobada Ley de Salud Mental prioridad a grupos vulnerables de Quintana Roo.
RUBÉN TORRES

CANCÚN. Q. ROO.- El deterioro de la salud mental en Quintana Roo a causa del aislamiento y el distanciamiento social, más la violencia familiar, son una “olla de presión” que requiere una legislación adecuada para ayudar a los 4 mil 500 enfermos que se suman al año, algunos de ellos con tendencias al suicidio.

Los diputados Edgar Gasca Arceo, Cristina Torres Gómez, Iris Mora Vallejo y Tyara Shleske de Ariño, y cerca de 40 organizaciones sociales, promovieron en el Sector Salud el contenido de las reformas.

Esto, para ayudar a disminuir la tasa de suicidios en Quintana Roo que es de 8.2 casos por cada 100 mil habitantes.

Destacaron el valor de la recién aprobada Ley de Salud Mental que impulsaron en el Congreso del Estado los integrantes de la Comisión de Salud y Asistencia Social, ahora en espera de su publicación.

“Cada 12 meses en el estado se contabilizan 4 mil 500 personas que requieren servicios de atención de salud mental, y de acuerdo con las estadísticas nacionales, se estima que 15 por ciento de la población padece algún trastorno mental en el país”, explicó Gasca Arceo.

“Existen 225 mil quintanarroenses que viven bajo esas condiciones, pero lo más urgente es que se carece de un diagnóstico sobre la realidad de los trastornos de salud mental”, agregó el presidente de la Comisión.

Urgen sea Derechos Humanos una prioridad en agenda pública

Los menores de edad

Los legisladores que impulsaron la Ley de Salud Mental y las organizaciones que participaron en la iniciativa, coincidieron en que se suma a las acciones de beneficio de los grupos en situación de vulnerabilidad.

A través de la Secretaría de Salud, pretenden dar prioridad a los menores de edad y adolescentes.

Además, a las mujeres en condiciones de embarazo y puerperio, mujeres en situación de violencia, personas adultas mayores, quienes se encuentren en situación de calle o víctimas, en emergencia o desastre y las quintanarroenses que se encuentran en los centros de reinserción social privados de su libertad.

Las Unidades de Especialidades Médicas (Unemes/Cisame) arrojan que al año se presentan 160 casos de trastornos depresivos, 528 trastornos por déficit de atención con hiperactividad, 425 trastornos de ansiedad generalizada, 366 casos de problemas de relación paterno filiales y 217 por problemas conyugales.

Se suman 207 casos de esquizofrenia paranoide, 168 casos de duelo, 142 casos de trastorno distímico, 112 casos de trastorno de pánico y 102 casos de trastorno mixto ansioso depresivo, diagnosticados en personas de entre 18 a 34 años.

Te puede interesar: Se consienten nueve alcaldes con generosos aguinaldazos