Mujer Maravilla 1984, entre el esfuerzo y el cansancio

969
Mujer Maravilla

 

  • Gal Gadot dijo que jamás sufrió tanto su labor como actriz que en esta aventura cinematográfica de la Mujer Maravilla.

MARIO ABNER COLINA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO- Gal Gadot no necesita ser atada con el Lazo de la Verdad para admitirlo: durante el rodaje de Mujer Maravilla 1984, no se sintió tan maravillosa como luce en la película.

En videoentrevista, dice que jamás sufrió tanto su labor como actriz que en esta aventura cinematográfica de la heroína de DC.

Se le recuerda que para Mujer Maravilla (2017), que hizo 821 millones de dólares en taquilla, estaba embarazada cuando se puso la falda y la diadema de la princesa amazona por primera vez. Pero ella se mantiene.

“Mujer Maravilla 1984 es la película más dura que he rodado jamás”, insiste.

No es que en el largometraje, que se estrena el jueves en cines mexicanos, haya más acción. Inserto en los 80, en medio de la Guerra Fría, cuenta con la misma dosis de adrenalina, sazonado con todo el encanto del Hollywood de esa época.

La culpable, dice la intérprete israelí con una sonrisa, fue Patty Jenkins, su directora y amiga.

“Se dio cuenta de que quería tener efectos digitales al mínimo posible, lo que significó que nosotros, el cast, teníamos que hacer casi todo. Cuando era extremadamente difícil, los dobles se encargaban.

“Fue mucho trabajo, mucho ensayo, mucha preparación, muchos trabajos con cables. Fue… demasiado”.

Artistas del Cirque Du Soleil enseñaron a Gadot a moverse en las escenas con cables. En este filme, el Lazo de la Verdad se explota al máximo, y las peleas, más femeninas, pero sin perder potencia.

El culmen de la fatiga llegó al utilizar una armadura dorada, con forma de águila, que los amantes de las historietas recordarán de un número de “Kingdom Come” de 1996.

Con ella, Diana puede no sólo volar, sino resistir ataques brutales, además de lucir espectacular. Pero todo viene con un precio.

“Claro que puesta se ve genial. Diría que fabulosa. pero es incómoda. Era muy difícil moverme con ella”, recuerda Gadot entre risas.

Contra sí misma

En Mujer Maravilla 1984, película cuya historia se mueve desde Washington hasta El Cairo, la defensora de la Tierra se enfrentará a tres rivales que la pondrán tras las cuerdas.
Por un lado, un empresario loco, quien roba una piedra mágica (Maxwell Lord, encarnado por Pedro Pascal).

También está ahí su némesis más icónica de los comics (Cheeta, interpretada por Kirsten Wiig).

Sin embargo, sus propios sentimientos serán sus enemigos. Desde su presentación a la humanidad en los 40, ha pasado décadas sola, añorando a su viejo amor, el piloto de guerra Steve Trevor (Chris Pine).

Ese anhelada presencia volverá a su vida, pero con un costo: sus poderes comenzarán a menguar.

“Creo que es muy importante mostrar las imperfecciones de Diana, sus fallas, su vulnerabilidad. Son los únicos momentos en que el público se puede relacionar con ella. De otra manera es una diosa, una supermujer, una aspiración”, medita Gadot, de 35 años.

“Pero Mujer Maravilla actúa, siempre, desde su corazón. De hecho, creo que su corazón es su mayor arma. Sabe luchar, pero ella busca la paz. Ella es esperanza, amor. Ojalá el mundo fuera así”.

Más de Diana

En 2021, el mundo verá más de Mujer Maravilla. El director Zack Snyder sacará, en HBO Max y en formato de miniserie, su versión de Liga de la Justicia (2017), el malogrado filme de los héroes de DC.

De tono más oscuro y adulto, mostrará, también, otro acercamiento al personaje creada por William Moulton Marston y HG Peter. A Gadot le emociona que convivan distintas aproximaciones.

“Me alegra mucho que Zack tenga la oportunidad de mostrar su propia versión de la película, su propio corte. Ya quiero verla”.

¿Una historia mexicana?

No ha sido anunciada de manera oficial, pero en el medio parece secreto a voces que habrá una tercera película de Mujer Maravilla. ¿Hacia dónde llevará a la heroína la tercera película de Mujer Maravilla?

A la actriz se le propone México. No por nada, en …1984 se menciona la cultura maya y sus creencias. A Gal se le iluminan los ojos.

“México sería maravilloso. He visitado muchas veces México y un par la capital. De hecho, allí hicimos la premier de Batman v Superman (2016). Los fans son cálidos, amables, adorables. Quiero agradecerles todo el amor y el apoyo”.

ASÍ LO DIJO

“Amo a Patty Jenkins (la directora). Nos llevamos increíble. Creo que tenemos la misma perspectiva del mundo y abad somos unas duras trabajadoras. Hacemos lo que creemos”.
Gal Gadot, actriz

Te puede interesar: Jennifer Connelly: Más que una estrella