NIDO DE VÍBORAS

719
Nido de Víboras

 

 

POR KUKULKÁN

DE REPENTE las políticas de comunicación del Ayuntamiento de Benito Juárez descubrieron al pueblo bueno, “trabajador y ejemplar” de la demarcación. Decenas de mensajes propagados por las redes sociales de la alcaldesa Hermelinda Lezama Espinosa tienen ahora un tinte populista y muy “empático” hacia las bases sociales. La Presidenta Municipal se salió de la zona de trabajo con empresarios hoteleros, restauranteros, con los problemas de la basura, del alumbrado público, de las transas de los agentes de la policía y tránsito municipal y pasó de lleno a darse unos increíbles “baños de pueblo”.

ESCRIBIÓ AYER la alcaldesa con un tufo de priismo y panismo rancio que “todos los días escucho y atiendo las necesidades de nuestra gente, dando lo mejor para transformar a Cancún en una tierra de esperanza. Gracias a las personas que con su confianza y cariño, me motivan a recuperar la justicia social por la que tantos años hemos luchado”. La señora ya anda en campaña por la reelección y ya dejó el cargo tácitamente. De aquí en adelante vemos a una “Mara Lezama” con eslogan, uniformada siempre con los colores de su partido, con la matraca oculta bajo el brazo y mítines convertidos en reuniones con colonos y los sectores productivos del municipio.

***

LA CAMPAÑA política de doña Hermelinda ya comenzó hace algunas semanas para buscar la reelección en el Ayuntamiento de Benito Juárez. Anda convertida en una promotora del voto bajo la manga y en una candidata oculta atrás del cubrebocas azul. El equipo que la “respalda” se encarga de trabajar sobre los “asuntos cotidianos y burocráticos” del Ayuntamiento mientras la aspirante a la reelección anda promoviendo indirectamente el voto a su favor.

DOÑA HERMELINDA ha intentado ser muy cautelosa y cantar bien las rancheras, al menos, pero no le sale bien la tonada. Se anduvo paseando por la Ciudad de México con los líderes políticos de Morena y con quienes le “hablan al oído” al Presidente Andrés Manuel López Obrador. Se reunió a lágrima tendida, disculpen a brazo partido, con el operador político y viejo lobo de mar con colmillo muy retorcido, Ricardo Monreal Ávila, para “solicitarle” piso parejo en el proceso electoral. ¿Es en verdad que eso solicitó la que ostenta el poder municipal en Cancún? ¿Es en serio? ¿No es una broma? ¿No son los 18 hoyos de Samuel? ¿Ni tampoco fue la propuesta de Lilly Téllez para la Belisario Domínguez? Fueron algunas preguntas en los pasillos del Senado de la República mofándose de la falta de tacto político de la cándida alcaldesa. ¿Tal vez debió acudir a la UIF para ver cómo va su denuncia en contra?

***

CARAY, SI te vas a reunir con políticos estudia al menos un guion para no decir o pedir barbaridades. Hay que saber jugar antes de hacer el ridículo. Es como acudir al casino, que por cierto le gustan mucho las maquinitas que dan “jackpoints” a raudales, a jugar en la manta verde del encumbrado black jack y no sabes sumar 21 con sus diferentes modalidades. Pero es que ni siquiera sabes cuáles son los corazones negros y los rojos, y los monos y los joker. Caray. Mejor no acudas y lee las instrucciones antes de cometer semejantes desvaríos y despropósitos políticos. Pero ella fue, y además lloró, lloró profusamente frente a un líder que no sabía si reír o llorar. Estupefacto la escuchó hablar y entendió que llegó al cargo por azares del destino, por ese efecto López Obrador que tanto ha hecho daño a Morena.

LEZAMA ESPINOSA anda desatada, a todo, con la matraca bajo el brazo, inspirada, conmovidamente inspirada en una campaña para reelegirse. Ella no quiere, no debe, dejar el poder. Sabe que cuando salga por esa puerta los leones, ahora sí, acabarán con ella. Eso debió prever antes de decir sí.

@Nido_DeViboras

 

NIDO DE VÍBORAS