Adjudican muerte de niña a contaminación

952
contaminación

 

 

  • La muerte de una menor en Reino Unido se debió a contaminación excesiva, especialmente provocada por el tráfico.
STAFF / AGENCIA REFORMA

LONDRES, ING.- Por primera vez en Reino Unido un fallo dictaminó que la contaminación atmosférica excesiva provocó la muerte de una menor. Podría sentar las bases para aumentar la presión sobre el gobierno para abordar el problema climático.

Ella Adoo Kissi-Debrah falleció en febrero de 2013, cuando tenía 9 años, después de un episodio asmático que le provocó un paro cardiaco.

Luego de una investigación de dos semanas, Philip Barlow, forense asistente para el interior del sur de Londres, dijo ayer en su veredicto que la contaminación del aire jugó un papel importante en inducir y exacerbar su condición, y, por tanto, llevar a su defunción.

El especialista dictaminó que, durante el transcurso de su enfermedad, entre 2010 y 2013, Ella, que vivía en el sureste de la capital británica, estuvo expuesta a niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) y partículas que superan las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

Caen 7.8 millones en pobreza en Estados Unidos

Una investigación inicial en 2014 sobre la muerte de la niña encontró que pereció de insuficiencia respiratoria aguda. Pero esa decisión fue anulada tras presiones de la familia de Ella. Se ordenó una nueva audiencia después de una revisión del caso, en la que se encontró una “asociación sorprendente” entre los niveles de NO2 y partículas dañinas cuando la menor estaba enferma.

Esmog, principal fuente de contaminación

La principal fuente de contaminación fue el tráfico, apuntó Barlow. Se destacó que no se logró reducir el nivel de NO2 a los límites establecidos por la Unión Europea y la legislación nacional; “Lo que posiblemente contribuyó a su muerte”.

“Si bien la ciencia ha sido inequívoca durante años en cuanto a que la contaminación del aire es una amenaza significativa para la salud pública, el hallazgo inequívoco del forense es una novedad para el sistema judicial y ciertamente enviará una señal al gobierno de Reino Unido”, señaló Katie Nield, abogada de la organización benéfica de derecho ambiental ClientEarth.

En el mismo sentido, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, celebró el fallo como un “momento histórico” que debe llevar a tomar acciones para evitar más pérdidas por esta causa.

“La contaminación tóxica del aire es una crisis de salud pública. Ahora se deben aprender las lecciones de la sentencia del forense. Hacer mucho más para abordar el flagelo mortal de la contaminación atmosférica en Londres y en todo el país”.

Te puede interesar: Caen 7.8 millones en pobreza en Estados Unidos