Complicado, recaudar nuevos impuestos

490
impuestos
  • Aplicar nuevos derechos e impuestos estatales contemplados en el paquete fiscal 2021 no garantizarán mayores recursos a las arcas públicas.
MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q.ROO.- La pretendida aplicación de nuevos derechos e impuestos estatales contemplados en el paquete fiscal 2021 no garantizarán por sí mismos mayores recursos a las arcas públicas ante la carencia de infraestructura y logística para su recaudación, consideró Eduardo Galaviz, titular del Observatorio Legislativo de Quintana Roo.

 

Entre los nuevos impuestos o derechos por cobrar a partir de 2021, figuran el cobro de internación de turistas extranjeros, la nueva licencia de funcionamiento para comercializar bebidas alcohólicas a domicilio o el impuesto de fomento al empleo por uso del outsourcing

 

Galaviz consideró que todavía no se puede asegurar que con estos aprovechamientos se obtendrán mayores recursos, pues todavía falta lo más importante como es definir el mecanismo que se usará para una recaudación exitosa. “La forma es lo complicado”.

Endurece Quintana Roo medidas por temporada navideña

Por ejemplo, abunda, lo complicado para cobrar dos y media Unidades de Medida y Actualización, equivalentes a 10 dólares estadounidenses, a los turistas extranjeros, es que se requieren convenios de colaboración en puntos fronterizos y en las terminales aeroportuarias de jurisdicción federal, dado que las aerolíneas se han negado a participar, y también en los cruceros que llegan a las terminales.

“Es más complicado todavía para los que arriben por carretera, no hay forma, no veo cómo”, enfatiza.

Más allá de las fallas de la legislación fiscal, insistió en que las autoridades tampoco han dicho el fin específico que tendría el recurso que se captaría, lo que lo hace todavía a la medida más incierta.

En Baja California, por ejemplo, se aprobó un impuesto semejante en 2017, que entró en vigencia el año pasado. Pese a que se pronosticó captar 370 millones de pesos anuales, fue una decepción al conseguirse menos de 4 millones de pesos hasta agosto pasado, recordó.

Respecto al cobro de una nueva licencia para venta y entrega a domicilio de bebidas alcohólicas, a través del teléfono o Internet consideró que dado su alto costo de 250 mil pesos, “sólo la podrían comprar los grandes distribuidores y se desplazaría a los negocios minoristas”.

Puso en duda también que se pudiera contribuir a un mejor desarrollo social y familiar, pues la entidad contabiliza una alta incidencia de alcoholismo, mientras que en Cancún 80 por ciento de las detenciones tienen que ver con el consumo de bebidas embriagantes, además del serio problema que persiste de violencia intrafamiliar. “Incluso, tampoco habría certeza de que el consumo no lo hagan los menores de edad”.

Y de la pretendida regulación de fomento al empleo, mediante la aplicación de un impuesto adicional a las empresas que administren sus nóminas a través del outsourcing, consideró que “todavía se tiene que debatir”. Hay que inscribir, añadió, a las empresas de rentas vacacionales para captar el impuesto al hospedaje. “Tendría que hacerse de manera simultánea para lograr una regulación adecuada”.

Tampoco será inmediata la aplicación de la pretendida expedición de las anuencias de protección civil en el municipio de Benito Juárez, para regular la cantidad de personas que acceden a sitios de alto riesgo. Ello, debido a que se podría incurrir en una sobrerregulación y sobrecarga de derechos contra los negocios. “Mientras que otros, como negocios ambulantes o cocinas rodantes, estarían al margen”.

Galaviz Ibarra dijo a Luces del Siglo que hay otros derechos a los que no se ve mayor dificultad para su implementación como el cobro por ingresar a las áreas naturales protegidas de la entidad, ya que además de no ser una cuota onerosa (con una tarifa diferenciada entre 5 a 25 pesos) sería menos complicado. “Esto se ve viable y no sería un costo muy gravoso”.

Al referirse al desglose de la asignación del presupuesto estatal para 2021, pidió que se explique la razón del aumento al presupuesto a la Secretaría de Desarrollo Social, al pasar su presupuesto anual de 141 millones de pesos en 2020 a 400 millones de pesos el año próximo. “Es algo que no se entiende, es año electoral y hay sospecha”.

Te puede interesar: Endurece Quintana Roo medidas por temporada navideña