Confirma Reino Unido el hallazgo de mutación de Covid-19

478
Reino Unido

 

  • El ministro de Salud británico confirmó el hallazgo de una nueva variante de Covid-19 en el país, dos casos de personas que habían viajado a Sudáfrica.
EUROPA PRESS / AGENCIA REFORMA

MADRID, ESP.- El ministro de Salud de Reino Unido, Matt Hancock, confirmó este miércoles el hallazgo de una nueva variante de Covid-19 en el país, dos casos de personas que habían viajado a Sudáfrica.

En rueda de prensa, Hancock explicó que este virus es todavía más contagioso y parece haber mutado más allá de la nueva variante.

El titular de la cartera sanitaria británica detalló que los nuevos casos han sido puestos en cuarentena en Reino Unido, y que se han impuesto restricciones de viaje a Sudáfrica.

Alarma nueva cepa

En este sentido, pidió a las personas que hayan estado recientemente en el país africano en los últimos 15 días y a todos aquellos que hayan mantenido un contacto estrecho con personas que hayan visitado Sudáfrica en el mismo período temporal que se autoaislen “inmediatamente”, informó la BBC.

Pese a este hallazgo, Francia reanudará los viajes por tierra, mar y aire con Reino Unido este miércoles, medida que incluye a los transportistas, después de suspenderlos el domingo por la nueva cepa de Covid-19 hallada en territorio británico.

“Los aviones, barcos y Eurostars, trenes que conectan Londres, París y Bruselas a través del Eurotúnel, reanudarán el servicio mañana por la mañana”, anunció el ministro de Transportes francés, Baptiste Djebbari, en su cuenta de la red social Twitter.

Podrán ingresar en Francia procedentes de Reino Unido los ciudadanos franceses, los residentes en Francia y aquellos que tengan una razón legítima, detalló Djebbari, quien ha agradecido al ministro de Transporte de Reino Unido, Grant Shapps, por el trabajo realizado en las últimas 48 horas.

En la decisión están incluidos los transportistas a nivel internacional, que se quedaron varados en el condado de Kent por el cierre de la frontera con Francia, ciudadanos de la Unión Europea, personas que realicen viajes esenciales –como sanitarios–, tripulación de pesca y conductores de autobuses o trenes, según ha informado la BBC.

A través de un comunicado, el Gobierno británico especificó que el protocolo acordado entre ambos país se revisará el próximo 31 de diciembre, pero podría estar vigente hasta el 6 de enero.

Todas las personas tendrán que presentar una prueba diagnóstica de Covid-19 negativa.

En el caso de los transportistas, personal sanitario británico y del Ejército se desplegarán para realizar las pruebas para detectar la enfermedad y recibirán el resultado mediante un mensaje de texto, lo que les posibilitará cruzar el Canal de la Mancha.

En el caso de los transportistas, se les requerirá una prueba de flujo lateral, capaz de detectar la nueva cepa de la Covid-19 y proporcionar los resultados en aproximadamente 30 minutos, en contraposición a las 24 horas requeridas después de una PCR.

La ministra del Interior británica, Priti Patel, ya había admitido durante la jornada que la realización de pruebas a los conductores formaba “parte de las discusiones” en marcha.

Shapps, por su parte, ha celebrado el acuerdo también en la citada red social, pero había puntualizado que los transportistas “aún no” podían entrar en el condado de Kent. Unos 2.850 camiones que pretendían transitar el paso que conecta Dover y Calais se quedaron atascados en Kent desde el domingo.

“Se sigue instando encarecidamente a los transportistas a no viajar a Kent hasta nuevo aviso, mientras se pone en marcha un programa de pruebas masivas para conductores de vehículos pesados para aliviar la congestión de los puertos”, insistió el Gobierno de Reino Unido.

Shapps también ha anunciado la relajación temporal de las horas de los conductores para los transportistas, lo que permitirá a los conductores “atravesar las fronteras de Reino Unido de manera segura, incluso a través de Kent, durante las próximas semanas”.

Reino Unido se encuentra en el ojo del huracán tras haber confirmado la existencia de una nueva cepa de la COVID-19, de la que se cree que es un 70 por ciento más contagiosa.

A raíz de su hallazgo, decenas de países han impuesto restricciones de viaje con el país y, a nivel local, ha sido una de las razones del confinamiento instaurado en Londres y el sureste del país por el Gobierno de Boris Johnson.

Te puede interesar: Alarma nueva cepa