Desafía Covid-19 turismo extranjero

1045
Covid-19
  • Escandaliza en Estados Unidos brote de casos Covid-19 por evento musical en Tulum; creen que México en general está asumiendo muchos peligros.
ÉDGAR FÉLIX

CANCÚN, Q. ROO.- Un aumento repentino de visitas de estadounidenses esta semana a la Riviera Maya, para celebrar las fiestas decembrinas con reuniones y eventos, ha provocado una controversia excepcional sobre la necesidad del turismo en México como el generador del 17 por ciento del PIB nacional y las medidas de restricciones que deberían existir o exigir las autoridades municipales, estatales y federales ante el crecimiento exponencial de casos de Covid-19 y el cuidado que ambos gobiernos deberían tener en el control y las medidas de prevención de la salud de las personas.

El amplio reportaje publicado por el Washington Post este martes 22 de diciembre en el que cuestionan cómo el controversial Artwork With Me, el cual reunió a miles de extranjeros en noviembre pasado, frente a la playa de Tulum, provocó el aumento de casos de Covid-19 en ambos países y el escándalo en las redes sociales, pero no sirvió porque da cuenta del incremento en estas fechas decembrinas de más visitas de ciudadanos de Estados Unidos en un franco desafío al virus del SARS-CoV-2.

Washington Post señala que el incidente de Tulum provocó una pregunta sobre el corazón de la restauración financiera en México:
¿Está la nación, con una de las mayores cargas de casos de coronavirus en el mundo, asumiendo demasiados peligros para reactivar su exitoso y rentable sector de turismo? Sorprendentemente, la gran cantidad de estadounidenses que visitan Quintana Roo, el lugar donde se encuentran Tulum y Cancún, se ha elevado 23 por ciento en comparación con 2019.

Con Europa cerrada a la mayoría de visitantes, México se ha vendido al exterior eficientemente como una fascinante diferencia. Aproximadamente 100 vuelos desde Estados Unidos en este momento aterrizan diariamente en Quintana Roo, explica el WP.

Piden confianza en vacuna contra Covid-19

“Muchos vacacionistas vienen para quedarse en centros turísticos costeros, donde los cubrebocas son obligatorios en lugares públicos. Otros están realizando excursiones de buceo o tomando clases de navegación. Sin embargo, el estatus internacional de Tulum como lugar de celebración vacacionales no se ha modificado debido a la pandemia. Hay eventos casi todas las noches, dijo Maria Prusakova, de 30 años, fundadora de una agencia de relaciones públicas, quien viajó a Tulum en julio, desde San Francisco, California”, cuenta el diario estadounidense.

Cita que los lugares para comer cierran a las 11 de la noche y los eventos comienzan a esas horas en casi todas las villas individuales. Nadie lleva mascarillas. Prusakova enfermó junto con 12 de sus compañeros. Todos ellos resultaron positivos cuando regresaron a San Francisco. “No obstante, estoy tan completamente satisfecha de haber ido”, dijo. “Solía estar muy contenta de ver personas. Las comidas fueron excelentes”.

Pero, Prusakova regresa a Tulum para la víspera de Año Nuevo, cuando la ciudad estará llena de reuniones en este diciembre. Estos 12 meses, las autoridades dicen que no los han permitido. Los agentes estatales dicen que están escaneando las redes sociales para buscar algún punto de las enormes reuniones. Los organizadores de las fiestas de navidad y año nuevo les dicen tras bambalinas a los vacacionistas que pueden descubrir una opción para organizar reventones y encuentros sociales.

En los primeros meses de la pandemia, Quintana Roo perdió más de 100 mil empleos en el sector turístico, que representa más del 80 por ciento de los ingresos del estado. En Tulum, la tasa de desempleo llegó al 50 por ciento en mayo, pero la fiesta sigue y los contagios también, cita el WP.

Te puede interesar: Piden confianza en vacuna contra Covid-19