Es Q. Roo líder en generación de basura per cápita

991
basura
  • Cada persona genera —en promedio— 1.048 kg. de residuos al día en el estado.
ÉDGAR FÉLIX

CANCÚN, Q. ROO.- El mayor generador de basura en el sureste mexicano con 1.048 kilos al día por persona es Quintana Roo, asegura un estudio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el que insta a los gobiernos municipales a implementar medidas efectivas para revertir esta tendencia por los graves problemas de contaminación que podría ocasionar en la región si este índice aumenta.

Aunque el estudio estima que debido a las medidas que se tendrán que implementar con la puesta en marcha del Tren Maya en materia de tratamiento de residuos sólidos y de impacto ambiental, es importante la participación de los gobiernos municipales para frenar esta tendencia y llevarla en 2030, al menos, a 0.706 kilos por cada habitante, como se plantea.

La ONU-Hábitat señala que en la dimensión ambiental se estima que la recolección de residuos sólidos —por parte de las instancias gubernamentales municipales— presenten una tendencia descendente con la mejora de infraestructura de comunicación; y en caso de seguir con los volúmenes promedio al día actuales no estarían cumpliéndose las metas.

Este asunto es muy importante, explica el organismo mundial, pues se espera un incremento poblacional en la región y, con ello, una mayor demanda de bienes que podrían convertirse en residuos sólidos.

En Quintana Roo la cifra actual calculada de residuos sólidos generados per cápita al día es de 1.048 kg, mientras que en 10 años la cifra deberá reducirse a 0.706 kg, ya que las viviendas estimadas para la región en 2030 se incrementarán un 23.3 por ciento, pues de las 665 mil 700 que habrá en el territorio —de acuerdo con la tendencia— se adicionarán alrededor de 155 mil por el impacto del proyecto del Tren Maya.

En la dimensión ambiental, respecto de la recolección de los residuos sólidos per cápita diarios, serán las entidades de Quintana Roo y Campeche las que ocupen los dos primeros lugares, respectivamente.

Para ello, es importante no perder el enfoque turístico de la prosperidad compartida que se basa en la definición relacionada con la contribución de la actividad turística desde el ámbito global hacia el local, advierte ONU-Hábitat.

“Y desde esta perspectiva, el enfoque se ha traducido en el ámbito individual, mediante la variable de empleo en el sector turístico”.

Para que la mejoría en el nivel individual sea impactada con el desarrollo del Tren Maya, el enfoque ambiental de la prosperidad compartida se definió como el uso responsable de los bienes ambientales individuales y colectivos, dado que uno de los objetivos de su construcción es, precisamente, fortalecer el sector turístico, pero con esta perspectiva.

Con base en esto, se analizaron variables relacionadas al ámbito individual y colectivo, como la generación de residuos sólidos en kilogramos per cápita, dado que el nivel de desechos que genera la población está relacionado con los patrones de consumo que tiene cada persona, de tal manera que constituye un indicador de impacto, que además se vincula con las prácticas ambientales y el crecimiento de la población en general.

En el nivel colectivo se tomaron los datos sobre el porcentaje de tratamiento de aguas residuales, ya que en la región del Tren Maya se ha documentado un problema de desechos y contaminación del agua debido a las características físicas del territorio (aguas subterráneas). Por ello se incluye la variable, además de estar relacionada con el crecimiento de la población y del empleo, y la actividad turística, explica la ONU.