Paran en Texas migración ilegal

888

  • En los últimos tres meses de 2020 la Patrulla Fronteriza arrestó a 52 mil migrantes en el sur de Texas, un aumento de 20 por ciento respecto al mismo periodo de 2019.

MAURO DE LA FUENTE / AGENCIA REFORMA

MCALLEN, TEXAS .- Ni la pandemia por Covid-19 ni las políticas antimigrantes del Presidente Donald Trump: en los últimos tres meses de 2020 la Patrulla Fronteriza arrestó a 52 mil migrantes en el sur de Texas, un aumento de 20 por ciento respecto al mismo periodo de 2019.

De acuerdo con la corporación estadounidense, las capturas en el denominado Sector del Valle del Río Grande, que incluye a las ciudades de McAllen y Brownsville, representaron un promedio diario de 580 indocumentados detenidos.

La migración en el área, que se ha sido en los últimos años la zona con más capturas de toda la frontera, se transformó en 2020, al dispararse el número de indocumentados mexicanos y al llegar principalmente hombres solos, en lugar de familias centroamericanas.

El Sector del Valle del Río Grande está viendo un aumento de extranjeros ilegales tratando de evitar la detención”, reportó la Patrulla Fronteriza.

“Desde el 1 de octubre del 2020 los agentes de la Patrulla Fronteriza están arrestando a casi 580 personas al día”.
En total, precisó, suman 52 mil migrantes extranjeros detenidos entre octubre y diciembre pasados, frente a los 43 mil 200 indocumentados reportados por las autoridades en el mismo periodo de 2019.

El aumento es atípico porque en el invierno suele caer la migración y repuntar en el verano, pero las cuarentenas aplicadas durante 2020 habrían afectado el ciclo normal.

A pesar de este incremento, la corporación subrayó que cada día no deja de aumentar la migración indocumentada, aunque las cifras de Covid-19 en Estados Unidos, México y Centroamérica están agravándose y llegando a niveles récord.

“Los contrabandistas de humanos siguen sin tener en cuenta las vidas que contrabandean”, afirmó la Patrulla Fronteriza.

“Siguen colocando su carga humana en condiciones inseguras e inhumanas. Sin ventilación ni cubiertas faciales, creando un riesgo indebido de propagación del Covid-19”.

Activistas defensores de los indocumentados en la frontera de Tamaulipas han destacado un cambio en la migración en los últimos meses, ya que ahora se trata de hombres solos, en lugar de familias centroamericanas en la búsqueda de asilo en Estados Unidos.

Las políticas de Trump, aseguraron, de prohibir las audiencias de asilo alegando la pandemia y de deportar inmediata a México han provocado este cambio.

Al no tener perspectivas de ayuda humanitaria estadounidense y al ser deportados de inmediato, los migrantes intentan cruzar rápidamente a Estados Unidos de manera indocumentada hasta que logran evadir a las autoridades.

Asimismo, agregaron, la crisis económica por la emergencia sanitaria de Covid-19 y la violencia del crimen organizado han disparado la migración de mexicanos, algo no visto en 15 años, periodo en el que su importancia fue cayendo.

Aunque las autoridades estadounidenses no precisan las nacionalidades de los 52 mil detenidos, en los reportes diarios que da la Patrulla Fronteriza se registra un creciente presencia de mexicanos, cuando antes la mayoría era de Centroamérica.