Ejercicio en ayunas ¿bueno o malo?

637
Ejercicio

  • Escuchar a tu cuerpo es clave a la hora de hacer ejercicio, muchos factores son los que indican si es buena idea ejercitarse en ayunas o no.
VIRIDIANA MUÑOZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Escuchar a tu cuerpo es clave a la hora de hacer ejercicio, pues te dirá si puedes iniciar el día en movimiento o si es mejor procurar un snack antes de calentar, señala la nutrióloga Ingrid Reyes.

Son muchas las variables que entrar en juego: tipo de cuerpo, metabolismo, edad, peso, altura y otros factores los que indican si es buena idea ejercitarse en ayunas o no; lo mejor es acudir con un especialista, aconseja.

“Depende de cada persona si aguanta moverse sin alimentos en el sistema o no; hay quienes que por el vaciamiento gástrico están acostumbrados y otros pueden desmayarse por la falta de energía.

“Sin embargo, la regla es no hacer ejercicio intenso en ayunas. Los entrenamientos largos e intensos siempre deben ser antecedidos por un alimento”, puntualiza la fundadora del despacho Nutrición Leve.

Ejercicios de baja intensidad y cardio moderado pueden practicarse temprano sin problemas, ahonda la especialista. En caso de necesitar un empujoncito, puede encontrarse en una cucharada de crema de cacahuate, de almendras o en medio plátano, aunque es importante esperar de 15 a 35 minutos (según el metabolismo) para comenzar a sudar. Si el tiempo apremia, lo ideal será tomar un té con miel.

“La clave es contar con snacks de fácil digestión, que brindan un punch de energía, como las oleaginosas -nueces, almendras, cacahuates…-, que aportan grasas buenas, proteínas y carbohidratos.

“Si se cuenta con más tiempo, se puede recurrir a mezclar frutas frescas con cereales, como avena o granola. No se recomienda comer mucho, pues el proceso de digestión dará sensación de pesadez”, advierte Reyes.

Si la actividad física se emprende por las tardes, es necesario dejar pasar entre una y media y dos horas tras la comida para evitar la pesadez y rendir bien durante la rutina.
Por otro lado, la especialista también sugiere poner atención en qué se consume después, y no dejar pasar más de hora y media.

“Es recomendable una recuperación alimenticia de acuerdo al tipo entrenamiento. Si se hace fuerza y se quiere incrementar masa muscular, se debe comer proteína y carbohidratos; si se hace entrenamiento con mayor gasto energético como cardio y maratones, es importante no dejar pasar los carbohidratos (frutas, cereales y tubérculos) que darán energía para después”, agrega.

Barritas con mermelada de piña y fresa

8 porciones 1¼ horas sencillo

  • 20 gramos de endulzante de fruta del monje o estevia
  • 100 gramos de ghee (mantequilla clarificada)
  • 2 huevos
  • 1 chorrito de esencia de vainilla
  • ½ taza de harina de trigo
  • 2 tazas de avena molida.
Mermeladas
  • 1 taza de piña congelada
  • 1 taza de fresa congelada
  • 1 limón, el jugo
  • 2 cucharaditas de endulzante de fruta del monje

Preparación
Mezclar el endulzante con el ghee. Agregar los huevos, la vainilla y, poco a poco, la harina y la avena hasta tener una masa homogénea. Envolver con plástico de cocinar y dejar reposar en refrigeración durante ½ hora.
Mermeladas
Licuar por separado, cada fruta con el jugo de ½ limón y una cucharadita del endulzante.
Terminado
Precalentar el horno. Estirar la masa con ayuda de un rodillo. Cortar ocho rectángulos y ahuecar ligeramente el centro para colocar las mermeladas. Hornear a 180 °C durante 35 minutos.

Batido after workout

1 porción 5 minutos sencillo

  • 1 taza de lechada de arroz o avena
  • 1 cucharada de chía
  • 1 taza de kale o espinacas
  • 1 taza de fresas
  • ¼ de taza de amaranto
  • 1 cucharada de crema de cacahuate

Preparación
Licuar hasta tener mezcla homogénea. Servir en un vaso y espolvorear con canela.
Recetas cortesía de la nutrióloga Ingrid Reyes

Te puede interesar: Skincare natural con toque francés