Series dignas de pasarela

689
Series

  • Las series se han convertido en el sustituto natural de las pasarelas para mostrar las tendencias de moda en tiempos de pandemia.
FERNANDO TOLEDO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Emily in Paris, Ratched, The Undoing y The Crown, entre otras series, se han convertido en el sustituto natural de las pasarelas para mostrar las tendencias de moda en tiempos de pandemia.

Y es que ante la falta de alfombras rojas y desfiles tradicionales, los interesados en el mundo del prêt-à-porter encuentran una forma de estar al día mediante estas producciones de éxito en plataformas globales.

“Hoy estamos listos para buscar las tendencias en la nueva versión de Sex and the City y esperamos ver qué se van a poner Sarah Jessica Parker y sus compinches en pantalla. Así, sean series históricas o contemporáneas, el streaming se ha convertido en la biblia de la moda ante la imposibilidad de verla en otros lugares habituales”, afirma el experto Antonio González de Cosío.

A continuación, un panorama de las series que nos han presentado looks originales, divertidos, simpáticos y memorables y que mucha gente se ha atrevido a copiar para su día a día… o desea hacerlo.

EMILY IN PARIS

Sin lugar a dudas, los looks a la parisina de Lily Collins en la fábula Emily en Paris son la gran estrella de la temporada. A pesar de las críticas recibidas por estereotipar a los personajes y sus vestuarios, sobre todo a los franceses, el armario de la estrella mereció gran atención en las redes sociales y la destacó de las series del momento.

Cada atuendo fue examinado y copiado, desde las clásicas boinas hasta sus homenajes a la icónica Audrey Hepburn, logrando un gran éxito entre los amantes de la moda y el fashion. También cabe destacar a las coprotagonistas femeninas de esta historia rosa.

RATCHED

La precuela del filme Atrapado sin Salida dio la oportunidad de constatar que las enfermeras y personal de un hospital psiquiátrico son capaces de vestir a la moda. Y es que este trabajo de Ryan Murphy, al estilo de Wes Anderson, recrea los looks de los años 50 en Hollywood, logrando toda una experiencia visual, tanto en moda como en decoración, bajo la batuta de la estrella de la serie, Sarah Paulson. Resalta también el personaje interpretado por Sharon Stone, como una millonaria excéntrica. Un caleidoscopio de colores intensos acorde con locación y personajes.

THE CROWN

La serie británica más cara de la historia también rompió esquemas en cuanto a vestuario. Más de 300 diseños hechos sólo para el personaje de la Reina Isabel causaron sensación por ser recreados casi de manera idéntica, así como todos los looks de Diana de Gales, personaje que ha sido descubierto por el público joven. Todo esto, firmado por Michele Clapton, ganadora de varios Emmy por Juego de Tronos. De hecho, varias firmas han lanzado réplicas de prendas lucidas por Lady Di al ver el éxito que han tenido entre el público admirador de la vida de la realeza británica.

GAMBITO DE DAMA

Esta trama relanzó el ajedrez y a una protagonista con bastantes problemas, encarnada por Anya Taylor-Joy, quien pasa de ser el “patito feo” de su escuela, donde sus compañeras se burlan de ella, a un “cisne” capaz de ganar torneos en Rusia. Los diseños románticos, blusas con lazada y suéteres de punto, así como zapatos con medio tacón y un corte de pelo con fleco, forman parte del vestuario de la joven, inspirada en íconos de la época como Jean Seberg y Edie Sedgwick. El vestuario corrió a cargo de Gabriele Binder, quien homenajea a diseñadores como Courrèges y Pierre Cardin.

BRIDGERTON

Creación de la famosa productora Shonda Rhimes (Scandal), es una especie de Gossip Girl mezclada con historias de Jane Austen. Adaptación de las novelas de Julia Quinn, lleva el estilo de la Inglaterra de 1810 a la modernidad al introducir cortes y telas de hoy y permitirse libertades como la manga corta o la falta de sombrero en las damas.

Más de 8 mil piezas y un equipo de 240 personas aseguran un gran impacto fashion a cargo de Ellen Mirojnick, con trajes bien pensados y confeccionados. Destaca el papel de Phoebe Dynevor, así como el de Regé-Jean Page, revelación masculina.

MRS. AMERICA

Cate Blanchett se luce en esta historia como Phyllis Schlafly, política conservadora que fustigó los derechos de mujeres y comunidad gay en los 70 con un estilo depurado de la época, donde destacan especialmente los trajes sastre, las blusas con lazadas y las faldas, todo ello, creación de la diseñadora Bina Daigeler; todo, ambientado en EU.

También el personaje de Rose Byrne, la periodista feminista Gloria Steinem, muestra una evolución del personaje en un estilo bohemio con piezas de Yves Saint Laurent y Diane von Fürstenberg, por mencionar algunos.

THE UNDOING

Nicole Kidman y Hugh Grant protagonizan este thiller, escrito por David E. Kelley, creador de Ally McBeal. La actriz brilla como una dama de la alta sociedad neoyorquina, es psicoanalista y luce un guardarropa de envidia creado por Signe Sejlund. Abrigos con toques retro, vestidos a media pierna y una melena color rojo fuego la han colocado como una de las protagonistas mejor vestidas de la temporada. Muchos críticos afirman que el estilo es parecido al que lucía la propia australiana hace años, y muchas influencers replican sus looks relajados pero con elegancia.

THE POLITICIAN

También con la dirección de Ryan Murphy, esta serie muestra un gran recorrido por la historia de los clichés políticos de la vida estadounidense. Desde los trajes sastre, los polos y los suéteres anudados al cuello hasta las faldas tableadas y las blusas blancas adornan a los protagonistas, en donde destaca, sobre todo, Lucy Boynton, quien se viste con muchas marcas reconocidas, como Chanel y Gucci, en esta obra, que no tuvo tanto éxito pero que a nivel moda resultó muy propositiva. Las creadoras de todos los looks son Claire Dille Parkinson y Lily Parkinson.

Te puede interesar: Mantén el estilo frente a la PC