Una Bronco con mucha garra

607
Bronco
  • Una Ford Bronco de 1976 se roba los reflectores como acompañante del mutante Logan y la dupla fue tan buena que el actor Hugh Jackman decidió quedárselo al finalizar el rodaje.
ALBERTO BORTONI / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- En un mundo donde los mutantes casi han desaparecido y en el que Logan se ha refugiado en el alcohol, hay tiempo para una última gran hazaña y si es en una Bronco, mejor.

Eso es lo que le pide el profesor X cuando le encarga proteger a Laura, una poderosa mutante capaz de cambiar el destino de los de su especie. En el camino, Logan se vale de distintos vehículos para lograr su misión incluida una RAM 1500, pero la que llama la atención por su personalidad y apariencia, quizá tan desmejorada como la del mismo Logan, es una Ford Bronco de 1976, uno de los últimos modelos de la primera generación del vehículo.

No hay que dejarse engañar por las apariencias, a pesar de su aspecto, el vehículo realmente se encontraba en muy buenas condiciones. Todo el óxido y desgaste que luce la carrocería es intencional, y se logró con una mezcla especial de grasa animal y alcohol desnaturalizado que hacen lucir la pintura verde como si estuviera oxidada. El vendedor menciona que esta pátina exterior podía removerse fácilmente, dejando la apariencia original de la Bronco visible. Pero quizá lo mejor sea dejarla tal y como Logan y Laura la usaron durante su viaje.

La mecánica de esta Bronco inicia con un motor V8 302. Esta motorización le funcionó tan bien a Ford que la utilizó en una multitud de autos y por varias décadas. La transmisión es automática de tres velocidades con los cambios en la columna. Es una C4, también una transmisión utilizada por muchos años y con un alto nivel de confiabilidad.

Es un vehículo con tracción 4×4 y con el control de la reductora en el piso. Es un sistema Dana y se pueden bloquear los ejes manualmente. Así que realmente es un coche con capacidades para andar sobre cualquier terreno.

La suspensión pareciera ser con las características originales, con neumáticos BFGoodrich montados sobre los rines de 15 pulgadas.

En el interior hay algunos accesorios extra, como la dirección hidráulica y el radio AM/FM ¡y con reproductor de cassette para hacer que los viajes de miles de kilómetros parezcan cortos!

Este vehículo hizo tan buena dupla con la personalidad de Logan, que incluso el actor Hugh Jackman decidió quedárselo al finalizar el rodaje.

“De esta película me quedé con el Ford Bronco, lo tengo en mi garage. No sé cuántos pares de garras tengo, probablemente unos 20. Tengo todos los trajes y las chaquetas de cuero, y hasta la motocicleta de la primera película”, dijo Jackman en una entrevista a Yahoo en 2017.

El nombre Bronco ha vuelto a sonar en los últimos meses gracias a la presentación del nuevo modelo que obviamente aprovecha glorias pasadas con su nombre y diseño y ha hecho que entusiastas volteen a ver a la primera generación, que se fabricó de 1966 a 1977.

Una gran cantidad de estos vehículos fueron fabricados, pero se pueden encontrar algunas piezas únicas, como ésta de la película, que Jackman conservó en el mismo estado.

En los últimos años los precios de esta primera generación de Bronco se han elevado de forma importante. Hoy, un ejemplar en buenas condiciones se cotiza por encima de los 35 mil dólares y hay algunas modificadas y modernizadas cuyos precios están por los cientos de miles de dólares.

Te puede interesar: #AutosLeyenda: El Mercedes-Benz prohibido para la Princesa Diana