Aumentan registros en grupos de Alcohólicos Anónimos en zona norte

151
Alcohólicos Anónimos

Durante 2020 aumentaron las personas que se sumaron a grupos de la zona norte del estado de la Central Mexicana de Alcohólicos Anónimos.

OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- Durante 2020 se presentó un aumento en el número de personas que se sumaron a los grupos que existen en la zona norte del estado de la Central Mexicana de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos Región Sur Oriente, informó la coordinadora de área, Rebeca H.

Explicó que durante el confinamiento por la pandemia, los grupos sesionaron de manera virtual, no obstante, la mayoría ya tiene encuentros presenciales con todas las medidas y notaron un incremento en las personas que se acercaban por primera vez, particularmente mujeres.

Hasta el momento, en la zona norte de Quintana Roo suman 119 grupos, con más de mil 200 personas de 20 a 40 años de edad, de las cuales, 120 aproximadamente son mujeres. Incluso, en esta emergencia sanitaria se abrieron seis grupos más en Cancún.

“Por experiencia propia los miembros de Alcohólicos Anónimos sabemos que cuando en la mente de un alcohólico se manifiesta el deseo imperioso por la bebida, no hay poder humano que lo detenga. Difícilmente un alcohólico pueda dejar de beber, incluso, solo por el Covid-19”, aseguró Jorge E, delegado de esta agrupación.

Al inaugurar la 26ª Semana Nacional Compartiendo Esfuerzos “La epidemia de consumo de alcohol en la crisis de Covid-19”, en la que participan más de 30 instituciones, Jaime, miembro de esta organización, indicó que anteriormente llevaban pláticas y otras actividades.

Sin embargo, por la pandemia, instalaran más de 40 módulos en diversos puntos del norte de Quintana Roo, a los cuales podrá acercarse la población para recibir información sobre los riesgos de ingerir alcohol.

Mencionaron que una persona con alcoholismo no dejará de beber sólo porque su familia lo obligue o lo presione, o bien, lo encierre en clínicas, ya que para que esto ocurra debe tocar fondo y realmente aceptar su problema, además de querer salir adelante, ya que de lo contrario al terminar su tratamiento reincidirá.

“Los profesionales que trabajan con nosotros a veces nos critican de manera constructiva, porque según nuestro programa tiene un 95 por ciento de efectividad, pero resulta que sucede lo contrario, solamente el 5 por ciento es el que se queda y el 95 por ciento no”.

Te puede interesar: Descontrol total frente al Covid-19