Se desplomó 26% obra pública en 2020

310
2020
  • En inversión privada, de enero a noviembre de 2020, la derrama de recursos en infraestructura retrocedió 24 real anual; este sector arrastra caída desde 2016.
MOISÉS RAMÍREZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Durante los primeros 11 meses del 2020, la inversión en infraestructura del sector público en el país se desplomó 26.3 por ciento real respecto al periodo comparable del año previo, según datos de la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Esta caída coincidió con la pandemia, pero desde un año antes, de enero a noviembre de 2019 ya se había presentado una baja de magnitud similar, en aquella ocasión del 20 por ciento anual real.

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) atribuyó las fuertes caídas de los últimos dos años principalmente a los rezagos en la aplicación del gasto por parte del gobierno de la 4T.

“La reanudación de actividades (de junio) del año pasado no sólo era el asunto de que pudiéramos trabajar, sino que se promoviera la inversión por parte del gobierno. Se generó una expectativa más grande de lo que realmente fue”, expuso Eduardo Ramírez Leal, presidente de la CMIC.

“Falta dinamizar el gasto público. Nosotros hemos señalado que se ha ejercido, en 2019 y 2020, sólo alrededor del 30 por ciento del Presupuesto de Egresos de la Federación destinado a infraestructura, y no son datos nuestros, son cifras que obtenemos de Transparencia Presupuestaria de la Secretaría de Hacienda”.

Las estadísticas del Inegi sobre el gasto en infraestructura del sector público están referenciadas en pesos constantes del 2013, para hacerlos comparables, y muestran que lo erogado en los primeros 11 meses de 2019 y luego de enero a noviembre de 2020, 120.6 mil millones y 88.9 mil millones de pesos, respectivamente, resultaron las cifras más bajas ejercidas en un periodo comparable desde que hay datos, a partir de 2006.

Desde antes de la administración de Andrés Manuel López Obrador ya se venían registrando caídas anuales en los periodos comparados —asociadas en buena medida a las fuertes bajas en los precios internacionales del petróleo, que le restaron ingresos al gobierno federal—, pero éstas nunca alcanzaron tasas de doble dígito, de hecho, la más profunda fue de 7.2 por ciento en 2016, y en 2018 incluso hubo un leve repunte.

“Urge dinamizar el gasto del gobierno en obra, pues de ello depende que se recuperen los empleos y se reactive la economía del país”, enfatizó Ramírez Leal.

Sobre la inversión privada, los datos del Inegi refieren que de enero a noviembre de 2020 la derrama de recursos en infraestructura retrocedió 24 por ciento real anual.

Te puede interesar: Especulan sobre precio de oxígeno y tanques