Acusan feministas la ‘falta de diálogo’

183
feministas
  • Colectivas feministas acusaron que los diputados de Quintana Roo no han abierto canales para un diálogo franco y resolutivo de demandas.
ÓSCAR GALINDO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Al cumplirse este miércoles dos meses de la toma del Congreso de Quintana Roo, colectivas feministas acusaron que los diputados no han abierto canales para un diálogo franco y resolutivo de sus demandas, entre las que se encuentra la despenalización del aborto.

Roceli Dzib García, de la colectiva Foráneas Seguras, acusó que desde el pasado 21 de diciembre, el Congreso del Estado les cortó los servicios de luz y agua de las instalaciones legislativas, lo que vulnera su derecho a la libre manifestación y protesta.

“El presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Gustavo Miranda, no sólo ha demostrado su nula capacidad resolutiva desde los inicios de la toma, sino que se ha dedicado a enunciar mensajes, a través de redes sociales, incitando al odio y a la criminalización de las defensoras de derechos humanos”, sostuvo en conferencia de prensa.

“No obstante, ante las precarias y vulnerables condiciones en las que nos encontramos, en cuanto a la toma pacífica sin servicios básicos de luz y agua, nos mantenemos trabajando en mesas de diálogo permanente con el gobernador del estado y su Gabinete”.

En este diálogo con el Gobierno estatal, afirmó que se está buscando la resolución conjunta de los 44 puntos del pliego petitorio entregado en noviembre pasado.

Implican acciones urgentes, coordinadas e intersectoriales para la garantía de los derechos humanos de las mujeres, principalmente el acceso a una vida libre de violencia.

Dzib García agregó que todas las colectivas que integran la Red Feminista Quintanarroense están a la espera de un acercamiento real para un diálogo abierto que culmine en acuerdos firmes.

Con compromisos de trabajo que les den la certeza de que los legisladores atenderán los temas prioritarios y urgentes para las niñas y mujeres quintanarroenses.

Yunitzilim Pedraza, integrante de la colectiva Marea Verde, consideró que las y los legisladores están retrasando la discusión de la despenalización del aborto ante las elecciones del próximo 6 de junio.

“Estamos en un proceso electoral, comprendemos que la despenalización del aborto y decidir sobre maternidades deseadas implica un costo político para quienes se atrevan a emitir un voto a favor o en contra en el tema”, señaló.

Dijo que están a la espera de que la Secretaría de Gobernación les responda a un escrito entregado recientemente para que funja como mediadora entre ellas y el Congreso.

Érika Cornelio, presidenta del Instituto de Empoderamiento y Liderazgo Zazil Ha, afirmó que lo más importante para las feministas es que se dictamine la iniciativa de despenalización del aborto independientemente del sentido del voto de los legisladores.

“Nunca ha sido nuestro interés presionar la intención de voto de las y los diputados, los legisladores pueden poner en ese voto la ideología o lo que ellos piensen”, añadió.

“Nuestro objetivo es la despenalización del aborto, pero si ellos tienen otros temas que les convencen más, no nos preocupa porque a nosotras lo que nos interesa es que se dialogue, analice y atienda lo que nunca se ha atendido”.

En ese sentido, apuntó que si no les favorece la votación no implica que permanecerá tomado el Congreso del Estado.

Te puede interesar: Incrementa población dinámica migratoria