Regresa Lupin por la venganza este verano

411
Lupin

  • Era más que evidente que habría una segunda parte de Lupin, Netflix, tras confirmarlo quizás pretendía sondear a una audiencia internacional.
STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Era más que evidente que habría una segunda parte de Lupin, la serie francesa que se ha convertido en éxito en Netflix. El último capítulo de la primera entrega termina con el protagonista, Assane Diop (Omar Sy), expuesto en su lado más vulnerable, y sin resolver en realidad su gran meta: limpiar el nombre de su padre, acusado del robo de un collar de María Antonieta.

Pero quizá Netflix, tras confirmar ayer que habrá segunda temporada (o más bien, segunda parte de la primera), sólo pretendía sondear cómo recibiría una audiencia internacional la historia basada en el caballero ladrón, producto de una galería de novelas escritas por Maurice Leblanc a principios del siglo 20. Y la respuesta ha sido abrumadora. Lupin ha alcanzado el número uno en el Top 10 de Netflix en más de 10 países. Incluido México.

La buena acogida, considera el creador de la serie, George Kay, en una entrevista genérica compartida por Netflix, responde a que se trata de un programa no sobre Arsène Lupin, sino acerca de un personaje, un padre de familia, que ama los libros de Leblanc y la sagacidad de Lupin para robarle a los ricos y disfrazarse de cualquier persona.

“Omar Sy no interpreta a Arsène Lupin. Interpreta a alguien que ama a Arsène Lupin, así que fuimos justo detrás, para hacer referencia a él, pero para no quedar demasiado atrapados por la forma de algunas historias que pueden no ser completamente adecuadas para el mundo moderno y en cambio encontrar un nuevo camino”, advierte Kay.

Los primeros cinco capítulos de Lupin versan sobre el camino que sigue Assane Diop para averiguar qué fue lo que realmente pasó con su padre en 1995, por qué fue acusado de aquel robo en la casa del millonario Hubert Pellegrini (Hervé Pierre) y por qué se quitó la vida en la cárcel.

“En la segunda parte, el enfoque está mucho más en la idea de venganza que Assane tiene hacia Pellegrini y todo llega a un punto crítico en el Théâtre du Châtelet, que es donde ocurre nuestro final en el episodio 10”, adelanta el creador.

Parte del éxito de Lupin también ha sido su protagonista, una carismática celebridad en Francia, resalta Kay.

“Cuando me enteré que Omar estaba vinculado al proyecto, me emocioné. Creo que hay ciertas historias que necesitan actualizarse. Son historias geniales, pero necesitamos tener una visión mucho más moderna de las cosas, necesitamos hablar de quiénes son los héroes y cómo interactúan con las partes anticuadas de nuestra sociedad. Así que el hecho de que Omar sea esta gran estrella en Francia es atractivo, todo el mundo parece amarlo en París, y eso nos aportaba la frescura que necesitaba esta historia”.

Y luego está el juego de disfrazarse de otras personas para conseguir sus robos y crear esa magia de un ladrón caballero, a quien no le gusta usar la violencia.

“A menudo caminamos por la calle y hay ciertas personas que miramos y otras que no. Hay gente que existe en nuestros puntos ciegos sociales y son ese tipo de personas las que Assane Diop habita, juega y usa contra el ‘establishment’ para hacer sus trucos y para tirar de las acrobacias y giros que su personaje logra.

“Si vas a robar el Museo de Louvre, tal vez deberías hacerlo desde una posición en que la gente podría no estar prestando tanta atención. Ese tipo de ignorancia social es la culpable de lo que está sucediendo en el mundo. Eso siempre se sintió, para mí, como el corazón de lo que está haciendo el protagonista y el verdadero punto detrás de la serie”.

Así lo dijo

“La Francia de Arsène Lupin se muestra muy bien en esta serie, con una mirada de París que todos van a amar, con un elenco de gran atractivo internacional y temáticas que incluyen, por ejemplo, lo que significa ser padre en el mundo moderno”.
George Kay, creador.

Te puede interesar: Se viene nueva serie animada de ‘Game of Thrones’