NIDO DE VÍBORAS

787
NIDO DE VÍBORAS

POR KUKULKÁN

HAY DOS máximas en la apabullante red social digital llamada Twitter: “si toma no tuiteé” y “el Twitter es de quien lo trabaja”. Esta herramienta de nuestros tiempos, aparentemente inofensiva, refleja mucho de la personalidad y de los intereses de cada quien. Para conocer algunos perfiles soltamos a varias víboras investigadoras en las publicaciones de políticos y “famosos” de Quintana Roo, este fin de semana, para saber por dónde andan sus discordias y sus intereses. Esta herramienta tiene dos caras: lo que publican institucionalmente y las interacciones de me gusta y republicaciones (retuitear). La primera es la máscara de la persona y la segunda es la parte más franca de su personalidad. Ambas las contrastamos para escribir esta columna.

EN ESTA revisión el más sorprendente de los hallazgos fue descubrir el perfil del diputado local Pepe de la Peña, del club verde, no porque ande poniéndole corazoncitos de me gusta a chamaquitas noveles de corto escote y de fotos donde muestran inocentes sus encantos acompañadas de frases sugerentes, sino porque es más moreno que López Obrador y ahora resultó ser “matraquero” de hueso colorado de doña Laurita Beristain. Al parecer anda candidateando a la alcaldesa de Solidaridad para algún cargo o quedando bien con ella por alguna razón porque un día sí y el otro también publica actividades de la presidenta municipal en Playa del Carmen.

HASTA HACE poco era un “marista” de doble raya y se envolvía en la bandera verditricolor de la alcaldesa Mara Lezama, para defenderla de las difamaciones, ataques y mentiras que tanto le han “inventado” a la alcaldesa de Cancún. Ahora Laura Beristain se lleva las palmas, por mucho, de los aprecios de Pepe de la Peña. Y qué decir de sus preferencias políticas nacionales con José Luis Durán Reveles, ex coordinador de la campaña presidencial de Diego Fernández de Cevallos, panista ortodoxo de nacimiento y ahora candidato del verde por Naucalpan, estado de México, para una diputación ¿Qué intereses habrá por esos lares?

OTRO CASO que muestra mucho de su personalidad, hasta de risa incontrolable, es la cuenta de Twitter del también diputado verde Gustavo Miranda, quien su egocentrismo y vanidad lo lleva constantemente a dar clic de me gusta y republicar sus fotos y textos. ¿Será narcisismo o egoísmo? Difícil la respuesta.

QUIEN NUNCA aprendió a diferenciar entre ser un funcionario público y director de una empresa es la alcaldesa de Solidaridad, Laura Beristain, porque comparte muchos asuntos personales, inclusive amaneceres llenos de poesía y deseos celestiales mirando al mar, con obras de drenaje y mensajes del Presidente de la República. Toda una capirotada ideológica que va desde el senador Ricardo Monreal, Luisa Alcalde, Román Meyer, Citlalli Hernández, el doctor Pech y periodistas como Yazmín Alessandrini. Al menos, doña Laurita publica y se defiende ante críticas por la controvertida remodelación de la Quinta Avenida sin encerrarse en una burbuja ni hacerse pasar como una víctima de la “crueldad despiadada” de ciudadanos que sólo exigen buenos gobiernos.

@Nido_DeViboras